Artículos

Vender un carro clásico

Algún día, más tarde o más temprano y aunque no queramos, llega ese momento en que nos vemos en la obligación de separarnos de nuestro querido carro clásico. Los motivos pueden ser varios, por necesidad económica, por motivos de espacio o porque le hemos echado el ojo a otro carro, pero en cualquier caso, ese momento es doloroso para todos. En este artículo, encontraréis algunos consejos para ayudaros a venderlo de la mejor manera posible. Vamos allá…

La fotos a la hora de vender un carro son claves. El entorno es muy importante y debemos buscar un fondo limpio o que haga resaltar el carro.

Texto del anuncio

“Se vende Mercedes modelo 1979. Buen estado.”, “Se vende carro clásico, excelente.”,…. Textos como estos los podemos encontrar a diario en las páginas más conocidas del país de venta de carros, pero realmente ¿creéis que es la mejor forma de intentar vender un carro? Dejadme contestar por vosotros: ¡No! El texto de un anuncio tiene que informar y no sólo ser un título. ¿Verdad que es molesto recibir muchos WhatsApp o mails con preguntas varias sobre el coche? Pues si completamos correctamente nuestro anuncio, sólo recibiremos mensajes de la gente realmente interesada. Algo que ayuda mucho a la hora de poner un anuncio es pensar en ¿que es lo que nos gusta a nosotros encontrar cuando estamos mirando anuncios de carros o motos? Un buen texto descriptivo, buenas fotografías generales y de detalles, etc… ¿verdad? Pues esa es la idea.

Lo primero es realizar una definición correcta del carro y nadie mejor que nosotros para hacerlo. Empecemos colocando el nombre correcto del modelo y digo correcto, porque este tiene que estar completo y usando la propia terminología de la marca. Si vendemos un Fiat 124 Spyder, no pongamos sólo Fiat 124 o pongamos erróneamente Fiat 124 Cabriolet. También es importante especificar la versión. No es lo mismo un Ford Bronco Custom (modelo básico) que un Bronco Ranger XLT (modelo más lujoso). Otro detalle importantísimo es el año, e incluso para ampliar la información, podemos poner si es 1ª fase, MKI,…A la hora de describir sus detalles, es importante hacerlo tal como si se lo contáramos a alguien que no conoce para nada el carro, ni su historia,… por lo que no demos nada por supuesto. Es decir, si queremos vender un BMW 2002 Tii, especifiquemos que es una versión con inyección, ya que aunque uno sea un experto en BMW, el comprador quizás no lo sea. Igualmente es importante poner la cilindrada del motor, no todo el mundo debe saber que un Mercedes 280 lleva un motor de 2.800cc. En los carros americanos esto también es muy importante, ya que la cilindrada también varía según la versión,… Luego es importante destacar aquello que da valor a nuestra unidad en concreto. Aquí debemos a veces exagerar un poquito con el fin de darle más importancia a nuestro carro. Si la tapicería es de un color especial o poco común, comentarlo; si lleva un extra de la época (asientos Recaro, rines BBS,…) también comentarlo. El color del carro también es importante y mejor aún si especificamos su nombre. No debemos limitarnos a decir que nuestro Land Rover es beige, sino hay que decir que es Sand Beige (Beige arena). Las palabras en inglés o en alemán siempre quedan bien para describir algún detalle del carro.

Siempre hay que decir la verdad y no engañar o intentar esconder la realidad. Si el carro o moto tienen desperfectos, es mejor decirlo e incluso mostrarlo en una foto.

Y ahora toca hablar de uno de los temas más importantes, el estado del carro. Aquí sobretodo debe primar la honestidad. Si engañamos diciendo algo que no es, el comprador se dará cuenta una vez esté delante del carro, sobre todo si es alguien que conoce bien ese modelo. Hay que decir la verdad o sino, obviar algún tema y dejar que sea el comprador el que pregunte. Últimamente la palabra “Restaurado” se utiliza mucho, pero erróneamente. Restaurar un carro es algo serio y no sólo es desmontar un carro, limpiar un poco por acá y por allá y volverlo a montar. Otra frase que también veo mucho es la de “buen proyecto para restaurar”. Esta frase sólo deberemos utilizarla en el caso de que el carro realmente esté en tan mal estado, que la única opción sea restaurarlo. Si el carro funciona y

Cuando vayamos ha hacer las fotos, es importante que el carro o la moto estén limpias.

estéticamente está más o menos correcto, es mejor no usar esta frase, ya que uno puede pensar, aun viéndolo bien en las fotos, que el carro no funciona, que hay que repararlo,… lo que sin duda puede hacer que un posible comprador se asuste y pase de largo. Uno no sabe que uso le va a dar el comprador al carro, quizás es alguien que le va bien tal como está y lo va a usar tal cual, o quizás es alguien que sí lo quiere en perfecto estado, es por eso que mejor no poner nada. Es muy importante también especificar bien que mantenimiento o reparaciones se le han hecho al carro y sobre todo, tener algo con que corroborarlo. A mí me pueden decir que al carro se le cambió la correa de distribución hace 1 mes, pero sino veo una factura de compra de la pieza ni de su instalación, ¿quién me dice que es verdad? Por eso es importante guardar todas las facturas, aun sean de reparaciones pequeñas o de una simple alineación. Presentar al comprador un buen historial del carro, demostrará que el carro ha sido bien consentido. A la gente también le gusta mucho cuando un coche tiene su libro original, sus herramientas o incluso su factura de compra. Si lo tenemos, es importante también ponerlo en el anuncio. En el anuncio también destacaremos detalles que destaquen la originalidad y el buen estado del vehículo. Si sabemos que nuestro carro o moto normalmente sufre de algún problema estructural, mecánico, de fiabilidad, de seguridad o de algún otro elemento, y nuestra unidad no sufre de este problema o si este ha sido solucionado, es importante mencionarlo. Por ejemplo, si el modelo de carro que tenemos, es habitual que sufra de problemas de electricidad o de carburación, y nuestra unidad en concreto no los sufre o estos han sido reparados para una mejor fiabilidad. En cuanto a piezas de recambio, si disponemos de ellas, será bueno decirlo. Según que carro clásico, puede haber según que partes que sean difíciles de encontrar o muy caras, por lo que si las tenemos, hay que citarlas. Igualmente si nuestro carro no está al 100% original (rines diferentes, motor cambiado, ópticas diferentes,…) pero tenemos las partes originales que se cambiaron, hay que indicarlo, para que así el comprador sepa que aunque el carro no esté como salió de fábrica, es posible volverlo a su look original.

Una buena foto general nos servirá como foto principal del anuncio.

Fotografías

Aunque hayamos empezado hablando del texto del anuncio, las fotografías del carro es quizás el punto más importante de un anuncio. ¿Por qué? Porque es lo primero que verá el comprador. Cuando este esté buscando entre los cientos y miles de anuncios que hay en internet, lo primero que verá será la foto del carro o de la moto. Si la foto es mala, es decir, oscura, borrosa o muestra una parte del coche poco importante, lo más probable es que el posible comprador no se fije en ella. Me sería fácil reunir en 5 minutos un buen número de fotos horribles que uno ve en los anuncios, pero he preferido ser yo quien haga algunos ejemplos como muestra. Lo primero de todo es evitar las fotos en interiores, es decir en garajes, bodegas,… Primero porque si no hacemos las fotos como se debería en un espacio como este (con una cámara más o menos buena y con un trípode), la foto saldrá oscura y borrosa. Luego también puede dar a entender que el carro no funciona y por eso no se ha sacado de la plaza de garaje. Por lo tanto, fotos siempre exteriores y con buena luz. Y eso implicará que el carro debe estar perfectamente limpio para crear una buena impresión. Pero ojo, evitar las fotos hechas en el mismo lavadero y con el carro aún húmedo y con gotas en el piso. La idea es mostrar que el carro siempre está limpio y que no sólo se ha lavado para las fotos.

Una foto hecha a la altura del carro nos dará una mejor perspectiva.

Una vez hemos sacado el carro del garaje y lo hemos lavado (si es que era necesario), toca buscar un lugar para hacer las fotos. Lo importante es que en la foto no aparezca nada que distraiga la vista, así que tenemos que buscar un espacio amplio, que nos permita tomar fotos del carro entero. Puede valer una bahía o el aparcamiento de un centro comercial, pero siempre y cuando sólo se vea nuestro carro y no otros carros justo al lado. No se trata tampoco de hacer fotos para una revista, pero si intentar hacerlas de la mejor forma posible para que llamen la atención del comprador. Es importante también evitar la luz solar directa o los lugares muy sombríos.Una vez tenemos el carro en el lugar, hacer fotos frontales, laterales y traseras del carro entero. Siempre es mejor ponerse a la altura del vehículo, es decir, agacharse para tener una buena perspectiva. Y sobre todo no hay que cortar el carro ni  tampoco hacer la foto desde tan lejos, que no se aprecie bien.

Las fotos de los interiores siempre son difíciles por la luz y por el espacio. Si es un Cabrio es mucho más fácil.

Luego vienen las fotos de los detalles. Las exteriores son más fáciles, las de interiores, por la menor luz, serán más complicadas. Una buena forma es colocarse en los asientos traseros, inclinar los respaldos de los asientos delanteros y tomar una foto general del interior. Si queremos destacar el buen estado de la carrocería, tomaremos fotos allí donde sea más habitual la presencia de óxido. En cuanto al número de fotos a realizar, cuantas más mejor. Posiblemente la web donde vayamos a poner el anuncio tenga una capacidad limitada, pero siempre es bueno tener fotos de más por si el posible comprador nos pide más fotos. Hay que recordar que el comprador y el vendedor no siempre estarán en la misma ciudad o cerca uno del otro. Y para terminar, aunque es  totalmente opcional, utilizar algún programa de edición de fotos para darle el toque final. A día de hoy existen muchas apps para celular que con dos simples retoques mejoran mucho las fotografías. Con ellas podremos mejorar la iluminación, los detalles,…

No seamos perezosos, no cuesta nada abrir la puerta y así evitar que se vea el reflejo del vidrio.

El Precio

El texto y las fotografías son muy importantes, pero el precio también lo es. Por mi trabajo, conozco muy bien el mercado Europeo, pero el mercado Colombiano es muy diferente. Es un mercado más pequeño y aunque sigue los pasos de las cotizaciones europeas y americanas, mantiene cierta distancia. En mis meses viviendo acá, he visto modelos que aquí valen mucho más que en Europa y otros que son más económicos. Todo depende en gran parte de la cantidad de unidades disponibles que haya. Seguramente cada uno de ustedes conoce bien el precio de venta, pero para estar seguros, es importante revisar anuncios de vehículos similares. A veces sobre valoramos nuestro carro o moto y luego la realidad del mercado es otra. Por eso es importante revisar que vehículos iguales o parecidos se venden en ese momento. Eso nos ayudará a ver si el nuestro está mejor, peor, si tiene eso que el otro no tiene,…y con eso ver qué precio podemos poner. Una vez tenemos ya la idea del precio, es importante poner un precio más alto, pero sin pasarse. Si creemos que nuestro carro se puede vender por 35 millones y esa es la cantidad que deseamos, poner como precio unos 40 millones, para que estos 5 millones nos sirvan para negociar. Si subimos demasiado esa cantidad, puede que el posible comprador se asuste y pase de largo. El precio y la negociación también dependerán de que carro o moto estemos vendiendo. Si es un modelo muy común y al mismo tiempo hay 15 más parecidos al nuestro que se están vendiendo, tendremos que ser más cuidadosos. Pero si tenemos la suerte de tener un vehículo más exclusivo, eso nos permitirá ser más estrictos en el precio y en la negociación, ya que el comprador no tendrá muchas más opciones de encontrar otro igual.

Nunca hacer las fotos de noche o dentro de un garaje oscuro…

¿Dónde publicar el anuncio?

Si somos gente de club, es decir, que somos de algún club y asistimos a sus eventos, seguramente conozcamos a mucha gente y a veces, el boca a boca es la mejor manera de encontrar un comprador. Pero si no es el caso, la mejor opción es publicar el anuncio en una de las muchas webs que existen en el país. Otra opción interesante y muy recomendada es publicitarlo en las páginas de los clubs de Facebook, ya que allí encontraremos muchos posibles compradores. Otra opción sería asistiendo a los diferentes encuentros semanales y mensuales que se organizan, como Antiguomotriz o BIMA en Bogotá.

 

A no ser que queramos mostrar algún detalle, no hay que cortar el carro.

Para terminar  con este artículo, hemos querido saber la opinión de uno de los expertos en  clásicos y en la compra-venta de clásicos más importantes que hay en Colombia, Michel Ortiz.

“Al momento de pensar vender nuestro clásico, lo primero que debemos tener claro, es apartar los sentimientos que tenemos sobre el carro y tratar de observar con algo de objetividad como se encuentra nuestro coche en relación con los que se encuentran en el mercado. Hay que tratar de establecer un precio justo, pues en ocasiones pesa más el cariño y las experiencias vividas para poner un precio, que la objetividad de un mercado como el nuestro. El precio que escojamos podría repercutir en una venta justa y rápida o en una venta que podría ser a largo plazo. Para determinar un precio objetivo para nuestro carro, es necesario ver los portales de venta o tener en cuenta carros que conozcamos similares al nuestro y que se hallan vendido recientemente. Con eso lograremos  dar con un precio que nos parezca justo y acordé con el mercado. 
De la misma forma, es importante una buena presentación al momento de tomar las fotos y mostrar el carro, pues existen fotos que no hacen “justicia” con nuestro clásico o que por el contrario demuestran algo que no es. Por último, sugiero siempre tener en cuenta pensar a que tipo de mercado pensamos ofrecer nuestro clásico. No es lo mismo ofrecer un bello sedán sobrio y muy cómodo, a un deportivo descapotable y duro. Ello es importante pues dependiendo de uno u otro la venta será más o menos rápida en tiempo, ello es vital para no angustiarnos si no lo vendemos a la primera semana o al primer mes.”

 

One thought on “Vender un carro clásico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *