Uncategorized

Techno Classica 2018, un paraíso terrenal

Seguramente muchos de vosotros habréis oído hablar de la Techno Classica, pero seguramente muchos otros, la desconoceréis totalmente. En pocas palabras, se trata de la feria de carros clásicos más importante del mundo.

Hablemos de cifras. La edición de este año es la número 30, por lo que ya nos damos cuenta de que se trata de una feria con historia y experiencia. Segundo dato, este año la visitaron 188.000 personas, lo que la convierte año tras año, en la más concurrida del mundo. Pero la cosa no acaba aquí. 21 pabellones, 120.000m2, más de 1.250 expositores venidos de más de 30 países, más de 200 clubs representados y más de 2.700 carros en exposición. Esta es la carta de presentación de una feria que atrae cada año a visitantes de más de 40 países.

Lo mejor de lo mejor

A nivel personal, esta ya es la 5ª vez que tengo la suerte de poder asistir a esta feria y no hay año que no me sorprenda. En ella uno puede ver y tocar los autos más maravillosos que se hayan hecho jamás. Y sí, habéis leído bien, hemos dicho “tocar”, porque literalmente puedes tocarlos. A diferencia de otros lugares, los carros no están detrás de una cuerda o detrás una valla, a varios metros… sino que uno puede acercarse, acariciarlos, quedarse maravillado con cada uno de sus detalles… Todo ello es posible gracias al respeto que tienen todos los visitantes ante tales maravillas de la historia del automóvil. Uno puede meter la cabeza literalmente dentro de un 300 SL Gullwing u observar de cerca un motor V12 de un Hispano Suiza. Todos aquellos modelos con los que uno soñaba de pequeño o que salían en nuestras películas favoritas, están allí. Uno puede ver un Aston Martin DB4, como el que llevaba James Bond, un Ferrari 375 Short Nose, un Lamborghini Miura o incluso leyendas de los rallys como el Audi Ur-Quattro, el Peugeot 205 T16, el Lancia Stratos o el Delta S4. Y eso sólo por citar algunos. Realmente no hay suficientes adjetivos para poder describir esta feria. Resumiendo, en una frase, podríamos decir que es el paraíso en la tierra para todos aquellos que vibramos tanto con los clásicos.

Un 300 SL acompañado por un Lamborghini Miura

Mayoría europea

Como la Techno Classica se hace en Alemania, es obvio pensar que la gran mayoría de los casi 3.000 vehículos que allí se exponen, son europeos. Y de entre ellos las marcas alemanas representan seguramente más del 50%. Mercedes y Porsche ganan por goleada. Ambas marcas tienen sus propios stands y además cuentan con la presencia de diferentes especialistas que sólo venden carros de estas marcas. Seguidamente viene BMW, VW, Audi…Pero tampoco pueden faltar las marcas italianas, con Alfa Romeo a la cabeza. Los ingleses también juegan un importante papel con marcas como Jaguar, MG, Triumph… En cambio, no hay muchos carros franceses, sólo algunos pocos en forma de Facel Vega o Renault 5 Turbo 1 o 2. Eso se debe a que la Techno Classica es una feria un tanto elitista y algunas marcas con modelos más populares no tienen tanta representación. Y esto es algo que va a más en cada edición. Otros años era fácil ver carros más populares o más asequibles para la gran mayoría, pero ahora todos los compra-venta presentes sólo traen lo mejor de lo mejor. Eso es bueno y es malo para los que, como nosotros, la visitamos por placer. Nos gusta ver carros de ensueño, espectaculares, pero también nos gustan ver esos carros más normales.

Las marcas americanas y japonesas no están tan representadas y si lo están, es con modelos muy exclusivos (Shelby Mustang, Toyota 2000 GT…). Este año también hemos visto muchos menos carros antiguos (farolas por fuera). Y es algo normal, porque no olvidemos que el 95% de los carros que están expuestos son para la venta y este tipo de vehículos tienen un público más minoritario.

Este BMW M1 fue encontrado en el sur de Italia, donde permaneció escondido durante 37 años.

Exclusividad a un alto precio

Todos los carros expuestos tienen un denominador común: la exclusividad. En su gran mayoría, por el modelo que representan, pero también hay otros modelos quizás algo más normales, pero que, por algún detalle, destacan del resto. Hablamos de carros que hayan pertenecido a alguien famoso, unidades con muy pocos kilómetros, colores especiales, equipamiento exclusivo… Y claro, todo esto tiene un precio… un precio muy alto. Pero aún así hay muchos carros que se venden. Pasas por la mañana y cuando vuelves por la tarde ya hay un cartel que dice “Verkauft” (vendido en alemán). Estamos hablando de carros que superan fácilmente los cientos de miles de Euros. Ejemplos: Mercedes 280 SE 3.5 Cabriolet (W111) restaurado totalmente por un concesionario de la marca a la venta por 495.000€, un Lancia Stratos por 395.000€, un 911 Carrera 2.7 RS por 850.000€, un Ferrari 275 GTS por 1.995.000€, un Audi Sport Quattro por 475.000€…

La importancia de las marcas y de los Clubs

En Europa y concretamente las marcas alemanas, saben que esto del mundo de los carros clásicos es un buen negocio. Marcas como Porsche, Mercedes, Volkswagen o BMW hace tiempo que crearon sus departamentos de clásicos y nunca faltan a la Technno Classica mostrando algunos carros de sus museos o mostrando las piezas de recambio que ofrecen. Pero los clubs también son muy importantes. Varios fabricantes ceden parte de su stand a sus clubs oficiales donde uno puede informarse y/o suscribirse al club que quiera. Así mismo los clubs no oficiales también tienen su espacio y muchos de ellos recrean sus stands con escenas de la época y celebran los aniversarios de sus vehículos. En el 2018 por ejemplo hay varios modelos que celebran años: Mercedes W114/115, Audi 100, Peugeot 504, Porsche 964, Ferrari Dino, … por citar sólo algunos.

La Techno Classica es un fantástico lugar para celebrar un aniversario, como los 50 años del Ferrari Dino.

No todo son carros

Aparte de los carros, uno de los espacios más atractivos es el de los vendedores de partes, libros, catálogos… Es un lugar del que es difícil salir sin comprar algo. Uno puede encontrar la radio original de su carro, un volante, todo tipo de accesorios de la época, bumpers… pero también mucha información en forma de catálogos o de libros especializados. Por raro o exclusivo que sea un auto, seguro que uno encuentra algo. Igualmente hay muchos profesionales que ofrecen productos de limpieza y de cuidado del vehículo, modelos a escala, ropa vintage…

Libros, catálogos…todo lo que uno se pueda imaginar.

Presencia Colombiana

Colombia estuvo muy bien representado por Mint Classics, empresa ubicada en Munich y fundada por Felipe García, toda una eminencia mundial en cuanto a modelos de BMW se trata. Felipe, a la edad de 18 años dejó su Colombia natal y se fue a Alemania, donde hoy, regenta uno de los concesionarios especializados en BMW clásicos más famosos y prestigiosos del mundo. Su stand estuvo dominado por un espectacular BMW M1 rojo que recientemente fue descubierto en un garaje del sur de Italia. El coche tiene sólo 7.329km y estuvo guardado sin usarse durante los últimos 34 años. Pero en su Stand también destacaban un Alpina B7 Turbo, un 3.0 CSL Alpina, un M3 E30, un Z1 de color Light Yellow…

Felipe García, primero por la derecha, está al mando de Mint Classics.

Marca por marca

A continuación, queremos hablaros brevemente de lo que algunas marcas presentaron este año en sus stands:

  • Aston Martin: El fabricante inglés participó oficialmente en la feria por segundo año consecutivo y mostró el DB4 GT “Continuation”. Se trata de un modelo clásico que empezó a fabricarse en 1959 y que la marca ha decidido recuperar y fabricar unas cuantas unidades más en edición limitada. Lleva un motor 6 cilindros de 340cv y sólo se fabricarán un total de 25 unidades, todas ellas hechas a mano y vendidas por más de 1.700.000€.

  • Audi: El protagonismo fue para el modelo 100, que cumple 50 años en este 2018. Este modelo fue uno de los primeros vehículos diseñados por ordenador y sin duda fue el modelo que relanzó a la marca hasta lo que es hoy en día. En el stand vimos varios modelos en sus diferentes carrocerías sedan, coupé…
  • BMW: La marca bávara celebró tres aniversarios. Los 50 años del Coupé E9 y de las berlinas E3 y los 40 años del E26, más conocido como M1. Igualmente, en el pabellón exclusivo de la marca, vimos otros modelos interesantes como un E28 M5, una moto R90 S y una K1 y varios Minis, entre ellos un Cooper S, versión que celebra este año su 55 aniversario.

  • Jaguar-Land Rover: El grupo Jaguar Land Rover Classic celebró tres aniversarios. Hace 70 años, se presentó en el salón Earls Court Motor Show de Londres el Jaguar XK120, el primer deportivo de la marca en llevar el famoso motor XK-6 cilindros. Y hace ya 50 años que la marca británica presentó el primer ejemplar de la saga XJ. Y el aniversario más importante es el de la propia marca Land Rover, que nació en 1948, hace justo 70 años.

  • Lamborghini: La marca italiana celebró los 50 años de los modelos Islero (foto) y Espada, dos deportivos poco conocidos de la marca, pero igualmente lindos.

  • Mercedes Benz: La marca de Stuttgart quiso repasar en su stand la historia de sus vehículos 4×4 con una gran presencia de modelos G. Igualmente tuvieron su protagonismo varios modelos de competición como el W154 de 1938, el McLaren-Mercedes MP4-13 con el que Mika Häkkinen ganó el título mundial en 1998 y finalmente el MERCEDES AMG PETRONAS F1 W05 Hybrid que dio el título de campeón a Lewis Hamilton.

  • Peugeot: En una de las entradas a la feria, la marca Peugeot mostró un 504, modelo que cumple 50 años en el 2018. Así mismo y como primicia, mostró el nuevo 508, su descendiente.
  • Porsche: La marca que fundó Ferdinand Porsche también está de aniversario, ya que hace justo 70 años, se fabricó el primer vehículo de la marca. En su stand destacaban un 356 SL de 1951 con carrocería de aluminio, un 959 en versión Sport y un 964 Carrera RS, un modelo que servía para celebrar los 30 años de la 3ª generación del 911.

  • Seat: La marca española, a través de su departamento “SEAT Coches Históricos”, mostró sus aptitudes a la hora de restaurar un vehículo. En su stand se pudo ver un modelo 600 para restaurar y otro totalmente restaurado después de 1.500 horas de trabajo.

  • Skoda: La marca checa del grupo VW presentó en su stand muchos vehículos, pero el que más nos llamó la atención fue el modelo Trekka de 1966 propulsado por un motor Skoda. Este vehículo tiene el privilegio de ser el único carro que se ha fabricado nunca en Nueva Zelanda.

  • Volkswagen: Dentro de las tres temáticas que se pudieron ver en el stand de VW, la que más nos llamó la atención fue la de los prototipos de modelos Cabriolet que nunca vieron la luz. En ella pudimos ver un Type 3 de 1961, un 411 de 1968, un Jetta de 1980 (foto) o un Corrado de 1990, todos ellos con carrocería Cabriolet.

  • Volvo: La marca sueca centró toda su atención en su modelo 1800. La estrella era el modelo 1800S de 1967 que Roger Moore llevó en la serie “El Santo”. En el mismo stand también vimos el nuevo XC40, el carro que ha sido coronado como coche del año en el pasado salón de Ginebra.

 

Texto y fotos: J. Carapuig

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *