Actualidad MOTUS

La nueva Kawasaki Ninja 400 es “Made in Colombia”

Hoy os hablamos de otra moto que causó mucha expectación en el Salón Internacional del Automóvil de Bogotá, la Kawasaki Ninja 400, que tiene el atractivo de ser producto nacional “Made in Colombia”.

El modelo se presentó a nivel mundial hace poco más de un año, concretamente en su casa, en Japón, y es sin duda un modelo muy esperado en Colombia. La pequeña Ninja ha ido creciendo poco a poco y tras el modelo 250 y 300, ahora se presenta su evolución con un nuevo motor de 399cc. Este crecimiento de cilindrada sin duda nos demuestra que las motos de cilindrada media están de moda. Aunque gran parte de esta moda viene de una limitación europea, que limita la potencia a los pilotos que empiezan por primera vez a rodar.

El diseño de la Ninja 400 recuerda mucho al de la H2 y al de la ZX-10R.

La nueva Ninja 400 cuenta con un motor bicilíndrico en paralelo de 4 tiempos DOCH de 399 cc, que le proporciona una potencia máxima de 48.3 HP @ 10000 rpm y un torque máximo de 38 Nm @ 8000 rpm. Con esa potencia ya respetable, este modelo será una gran moto escuela para que sus propietarios puedan acceder posteriormente al resto de la familia Ninja de la marca. Así mismo, posee un sistema de alimentación por inyección electrónica y una caja mecánica de 6 velocidades con embrague antirebote Assist & Slipper.

El cuadro de instrumentos es muy completo e incluye un tacómetro analógico y una pantalla LCD.

A nivel estético y de chasis, la Ninja 400 está claramente inspirada en sus hermanas mayores, la H2 y la ZX-10R, ambas también de la familia Ninja. En la parte frontal cuenta con un voluminoso y agresivo carenado heredado del modelo H2 y unaa ópticas muy afiladas, mientras que la trasera está más inspirada en la ZX-10R. El panel de instrumentos está compuesto por una completa pantalla LCD y por un tacómetro 100% analógico, algo que se agradece en un momento en que la información digital se está estandarizando en muchas marcas. Delante cuenta con una horquilla telescopica de 41mm y detrás con una suspensión Uni-Trak de gas ajustable en precarga. Su chasis es de tipo enrejado, como el de la H2 y para el equipo de frenos cuenta con un disco frontal lobulado de 310mm y un disco trasero también lobulado de 220mm, ambos con pinzas de doble pistón. De serie vendrá también con el ABS Bosch y su peso en seco será de unos manejables y ágiles 168kg.

Estos serán los dos colores disponibles.

Este nuevo modelo tendrá un precio de $22.990.000 y se fabricará en la planta de Auteco en Itagüi (Antioquia). A continuación os compartimos la ficha técnica completa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *