MOTUS Pruebas motos

Yamaha Nmax, opinión del usuario

A lo largo de nuestra carrera profesional en este mundo del motor hemos tenido la oportunidad de probar muchos carros y motos. Esto nos ha permitido aprender a valorar cada vehículo según unos parámetros, pero aún así, hay aspectos que es complicado valorar en un par o tres de días de prueba o realizando sólo 200km. Es por ello que en MOTUS, con el fin de brindar una mejor opinión sobre una moto, queremos que ustedes, como usuarios, nos ayuden. Con este artículo de hoy empezamos una serie de artículos en los que los propietarios serán los protagonistas y los jueces de sus motos. Queremos que nos cuenten qué es lo que les hizo comprar su motocicleta, qué uso le dan, qué les gusta, qué mejorarían, etc… y para empezar, nos hemos citado con Rodrigo, quien usa a diario desde hace 2 años una Yamaha Nmax.

Una pequeña gran Scooter

Si hay una marca que desde hace tiempo le ha apostado a las scooter en Colombia, esa es sin duda Yamaha. Cuando hablamos de esta marca y de este tipo de motos, siempre nos viene a la cabeza la famosa BWS, una scooter muy apreciada y valorada que cuenta con un gran número de apasionados en el país. Sin embargo su aspecto deportivo y juvenil hacía que no fuera una opción para algunos usuarios que buscaban un scooter más elegante. Es por eso que Yamaha Colombia decidió ofrecer desde el 2016 la nueva Nmax. Esta destaca como la BWS por sus reducidas dimensiones, pero cuenta con un envoltorio mucho más moderno y elegante que como su hermana, ha tenido también una gran acogida en el país. Así mismo destaca también por su calidad de acabados y por la tecnología que trae. En este último apartado hablamos de un motor de 4 tiempos de 155cc que utiliza tecnología Blue Core que prima la máxima eficiencia de combustible, inyección electrónica y válvulas de apertura variable (VVA) que mejoran su rendimiento. El pack se complementa con unas luces LED, un tablero digital, unos frenos de disco en ambas llantas y un espacio bajo el asiento para guardar un casco integral. Hablando del chasis, la Nmax cuenta con uno de tipo tubular, como su hermana mayor la Tmax, una maxiscooter espectacular que pudimos probar años atrás y que destaca por su estética y deportividad. El depósito de combustible ubicado en el centro del mismo le confiere un centro de gravedad muy bajo, lo que es vital en un uso urbano y deportivo.  Sobre las diferentes versiones que ha habido en el país toca decir que el modelo se lanzó en enero del 2016 y las primeras unidades que se vendieron llevaban todas ABS y eran importadas. En mayo del 2017 se lanzó la versión Nmax S, que venía sin ABS y ya era ensamblada en Colombia. Hasta el 2018 ambas versiones convivieron juntas, la importada con ABS y la nacional sin ABS. A partir de ahí Yamaha Colombia unificó el modelo y actualmente sólo se ofrece la versión con ABS, totalmente ensamblada en el país.

Por diseño, tamaño, agilidad y comportamiento, la Nmax es nuestra gran aliada en la ciudad.

Su propietario

Rodrigo ya lleva 2 años y 14.700 Km con su Nmax y antes de esta tuvo una Yamaha BWS. Él la utiliza a diario, no sólo para ir a la oficina, sino también para realizar las visitas que tiene que hacer por toda la ciudad. Considero que una scooter es la mejor herramienta de movilidad para la ciudad. Son pequeñas, muy manejables y uno no tiene que estar embragando y cambiando de marchas continuamente. Realmente no encuentro otro transporte público o privado más efectivo.

Cuando uno habla de scooters, uno de los primeros inconvenientes que le ponen son sus llantas pequeñas. Las vías de nuestras ciudades, a diferencia de las ciudades europeas, están en muy mal estado y eso hace que los baches, huecos, etc… puedan resultar peligrosos. Es cierto, con las llantas pequeñas de las scooters uno siente más las irregularidades del asfalto. Pero Rodrigo tiene claro que esto para él no supone un problema importante, ya que los pros que le da la Nmax en otros aspectos le compensan.

Hablando de por qué escogió la Nmax frente al resto de ofertas que existían en el mercado, Rodrigo comenta que por que era la primera scooter de tamaño medio que contaba con un elemento de seguridad tan importante como el ABS. En el momento de la compra, le tocó esperar un poco, ya que no había unidades disponibles inmediatamente, pero una vez la pudo disfrutar, le encantó su aceleración y respuesta. Comparándola con la BWS que tuvo anteriormente, comenta que le parece mucho más ágil, más rápida y mucho más linda en su diseño. Otra detalle que le gustó es la anchura de la Nmax, prácticamente idéntica a la de la BWS, que le permite sortear los carros fácilmente. Si hablamos de aspectos a mejorar, mejoraría la suspensión trasera, ya que es extremadamente dura y se padece mucho cuando hay un terreno desigual.

Tres de sus mejores atributos: Su motor BlueCore, sus discos de freno en ambas ruedas y el ABS.

Respecto al consumo, un dato muy importante para aquellos usuarios que utilizan su moto a diario, Rodrigo también nos tiene sus cálculos. Ya sabemos que a veces los datos de las marcas son un poco optimistas, más que nada por que las mediciones las toman en unas pruebas que a veces no reflejan al 100% nuestras condiciones diarias de movilidad. En su caso nos comenta que ha logrado realizar 43km con un solo litro de gasolina, una cifra muy buena sabiendo que el uso que le da es 100% urbano. Esto se consigue gracias a la tecnología Blue Core de Yamaha que nos proporciona una excelente eficiencia de consumo en unos motores que además, también reducen mucho las emisiones contaminantes y ofrecen una mejor respuesta dinámica al reducir las pérdidas de potencia generada por la fricción de las piezas del motor. Hablemos ahora del mantenimiento, otro tema importante y que es de vital importancia para el comprador de la Nmax. Basándonos en el manual del propietario de la misma, vemos que se recomienda cambiar el aceite del motor cada 5.000km, si bien en Colombia, ahora la marca recomienda por las condiciones de uso de los usuarios hacerlo cada 2.500km. Rodrigo nos comenta que hasta los 10.000km, en las revisiones que he hecho (500, 5000 y 10.000km), sólo he tenido que pagar el material, ya que la mano de obra era gratuita. En estos casos pagaba sólo $50.000. En cuanto a la garantía, decir que esta es de 1 año o hasta los 20.000km, lo que antes ocurra.

Terminamos comentando que en nuestro reciente viaje a Europa, y más concretamente a Barcelona (la ciudad con más motos per cápita de Europa), pudimos ver el gran número de Nmax que circulan por allí. Su diseño, su tecnología, su seguridad y su buena calidad sin duda son muy bien considerados en el viejo continente. En Colombia las ventas también son muy buenas, lo que convierte a la Nmax en la gran protagonista del portafolio de la marca.

Próximamente y gracias a la cortesía de Yamaha Colombia, esperamos tener a prueba en MOTUS la Nmax. Por el momento, si quieren saber más sobre la Nmax, les recomendamos visitar la web de la marca (www.incolmotos-yamaha.com.co). Y recuerda, si ya la tienes o te la compras en breve, no puedes faltar al encuentro nacional Nmax que se llevará a cabo del 1 al 3 de junio en Curiti (Santander).

Texto: J. Carapuig

Desde MOTUS queremos agradecer a Rodrigo el haber compartido sus opiniones con nosotros y a Yamaha por toda la ayuda prestada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *