MOTUS Pruebas motos

Yamaha Nmax 155, tu mejor aliada urbana

Hace unos meses cedimos el protagonismo de uno de nuestros artículos a quién mejor nos podía hablar de una moto, su propietario. Rodrigo nos habló de su Yamaha Nmax, de sus bondades, de sus cosas a mejorar, etc… y el artículo fue todo un éxito (pueden leer el artículo acá). Tal como os prometimos entonces, ahora somos nosotros los que nos ponemos a los mandos de la Nmax, una scooter premium que se nos presenta como una alternativa de movilidad urbana que cada día va cogiendo más fuerza.

Una scooter, ideal para la ciudad

Un servidor viene de Barcelona, la ciudad con más motos per cápita de Europa, y cuando llega a una ciudad como Bogotá, con ese tráfico tan denso, se pregunta por qué hay tan pocas scooters rodando, si una scooter es el mejor vehículo de movilidad urbana que hay. Con el tiempo uno empieza a entender algunas de las causas. Las motos de marchas son más económicas, llevan rueda grande,… pero rápidamente se acaban las bondades que puedan tener las motos de marchas frente a una scooter como la Nmax. Aquellos que os movéis todo el día por la ciudad ¿no estáis cansados de apretar tanto el embrague, de cambiar manualmente, de mojaros cuando caen 4 gotas, de no tener donde guardar el casco o el morral, de que vuestro pasajer@ se queje de lo incómod@ que va,…? En una scooter sólo es necesario acelerar y frenar, eso facilita mucho la conducción y hace que nuestro viajes sean también más seguros. Además su carrocería nos proteje bastante frente a las inclemencias del tiempo, su espacio bajo el asiento nos permite guardar muchas cosas diferentes y el sillín es mucho más cómodo que el de la mayoría de motos. A nivel de prestaciones, gracias a que no debemos estar cambiando de marchas, etc… tienen una salida muy buena y en los primeros metros y a velocidades de hasta 60 km/h, rivalizan e incluso pueden ganar a algunas motos de más cilindrada.

Moderna, elegante, deportiva,…la Nmax ha enamorado al público colombiano.

La reina de la categoría

La Nmax es a día de hoy la scooter premium más apreciada por el público colombiano y eso nos lo certifica el éxito comercial que ha tenido la moto desde su aparición. Este estatus parece que lo seguirá teniendo por bastante tiempo más, ya que parece que ninguna otra marca quiera disputarle el reinado. Honda tiene en su portafolio la PCX y es otro modelo muy interesante, pero desconocemos el porqué no ha triunfado en el mercado nacional. ¿Poca publicidad? posiblemente. Aunque el hecho de que la Yamaha sí lleve ABS y la Honda no, teniendo el mismo precio, es sin duda una razón importante de el por qué se vende menos. El único rival que tiene la Nmax lo tiene en casa. Hablamos de la BWS, tanto en su versión carburada como inyección. Este modelo tiene un look más juvenil, deportivo y atemporal, además de tener un precio ligeramente más bajo y un suelo plano que facilita el llevar bolsas u objetos entre las piernas. Pero la Nmax tiene un diseño más moderno, ofrece más tecnología como veremos más adelante, y además tiene algo más de potencia. En cuanto a dimensiones, ambas son prácticamente idénticas.

Sus reducidas dimensiones la hacen ser muy práctica en ciudad.

Ante todo, una scooter moderna

Si algo se ha destacado de la Nmax es sobre todo su modernidad, tanto en diseño como en tecnología. Estéticamente es una scooter de diseño muy al gusto europeo, de hecho el principal mercado de este modelo, son paises como España o Italia donde también se vende en versión 125cc y 155cc. Aún así, aunque ha envejecido bien, a su diseño ya le vemos algunas canas y creemos que ya se merece  una actualización. La nueva Xmax 300, con unas líneas aún más modernas y actuales, hacen ver a la Nmax algo desfasada. Quizás ahora en el salón Eicma de Milán Yamaha nos sorprenda con esta actualización que pedimos y con una nueva Nmax con un diseño más actual. En cuanto a tecnología, su motor de 155cc y 14,9cv de fuerza nos ofrece entre otros el sistema VVA (Válvulas de apertura variable) que normalmente es más común verlo en motos de mayor cilindrada. Con este sistema la respuesta del motor y la economía de uso se ven claramente beneficiadas. Logicamente estamos hablando de un motor inyección y que cumple con la normativa Euro3. Adicionalmente también  es una moto amigable con el medio ambiente, ya que cuenta con la tecnología BlueCore de Yamaha, que se encarga de lograr la más alta eficiencia de combustible y de emisiones contaminantes. Otra de las cosas buenas a destacar de la Nmax es su frenada, que no sólo viene compuesta por freno de disco delantero y trasero, sino que se completa con el ABS.

La seguridad en la frenada está asegurada por un disco delantero y trasero y por el ABS.

En marcha

El tamaño de la Nmax es otro de sus puntos destacables. En una scooter de su tipo, lo más apreciable es que sea pequeña y la Nmax lo es. Pero eso no quiere decir que sea poco cómoda o acogedora para una o dos personas, al contrario. De hecho, nuestro amigo @paisamotero mide más de 1,90cm de altura y la Nmax es su moto de diario y está súper contento con ella. Tiene el tamaño perfecto, nada esta sobredimensionado innecesariamente ni nada es demasiado pequeño. Normalmente en muchas scooters el escape queda muy expuesto a posibles golpes, ya que queda como por fuera de la carrocería de la moto. En cambio en la Nmax esto no pasa y no hay tanto peligro de golpearlo o rascarlo cuando aparcamos en un lugar reducido. Y claro, circular entre carros teniendo estas dimensiones tan compactas, facilita mucho las cosas. Eso hace que la Nmax sea una moto muy ágil entre el tráfico urbano y más si contamos con una dirección tan buena que nos permite girar entre carros, con poco espacio, de manera sorprendente como lo hace la Nmax. Había veces que circulando con ella, nos encontrábamos encerrados entre carros y motos y sólo nos bastaba girar el manillar para escaparnos por algún pequeño agujero. Ninguna moto de marchas podía seguirnos. A ello también ayuda su peso de 127 kg y a que al tratarse de una scooter, sea muy fácil movernos con ella a baja velocidad sin tener que poner el pie en el suelo. Terminamos este apartado del tamaño hablando del baúl bajo el asiento. Este ofrece una buena capacidad y a nosotros nos entró fácilmente nuestro casco de tipo Jet, si bien la marca asegura que cabe un casco integral. Lo curioso es que para guardarlo hay que ponerlo al revés,  patas arriba. En marcha también tenemos capacidad para llevar un morral, un portàtil, la ropa de lluvia, etc… Adicionalmente contamos con un compartimento para guardar objetos en el escudo y aunque no cuentan con tapa, si está diseñado para que no se vea lo que hay dentro. El asiento por su parte ofrece un buen mullido, quizás algo duro, aunque puede ser una apreciación personal.

Su motor por potencia y tecnología tiene un rendimiento sobresaliente.

Su motor también nos brinda una potencia brillante en ciudad. En las salidas de los semáforos ninguna moto de hasta 200cc podía hacernos sombra. Acelerábamos y cómo el resto de motociclistas tenían que ir cambiando de marchas, lográbamos sacarles metros fácilmente. Hicimos varias pruebas y hasta los 60/65 km/h era difícil que alguna de estas motos de marchas nos superase. Una vez lanzados las recuperaciones son algo más normales, pero totalmente suficientes. Los 70 y 80 Km/h los coge fácilmente y estira hasta más o menos unos 120km /h de velocidad máxima de contador. Contador que en la Nmax es totalmente digital y que aunque también es de pequeñas dimensiones, ofrece toda la información necesaria (km/h, nivel de combustible, cuentaquilómetros total, parcial,…) y de una forma muy clara. En marcha también se agradece el escudo frontal, que si bien no nos cubre enteramente debido al tamaño reducido de la Nmax, si ofrece una mayor protección contra el viento y la lluvia que cualquier moto de marchas, en donde nuestro torso y piernas lo reciben todo, incluso la suciedad y el polvo del asfalto.

El reloj tiene una fácil lectura, ofrece buena información y está bien integrado en el diseño de la Nmax.

El dinamismo de la moto también es muy bueno. Ofrece una estabilidad notable y  es posible modificar la trayectoria rápidamente (para evitar un hueco por ejemplo). Sólo necesitamos un golpe de caderas y la Nmax se moverá por allá donde queramos. Y en caso de necesidad, la frenada viene asegurada como decíamos por unos frenos de disco tanto delanteros como traseros suficientemente potentes para ofrecernos seguridad y también sensación de seguridad, cosas que a veces son distintas. Pero lo mejor de todo es contar con frenos ABS que garantizan que en caso de necesidad, podamos frenar con toda, sin miedo a que las llantas patinen y nos vayamos al suelo o perdamos direccionabilidad. Se agradece que Incolmotos haya incluído el ABS en este modelo y también que la gente lo valore y lo tenga en cuenta a la hora de escoger la Nmax por encima de otro modelo que no lo lleve. Si yo fuera un potencial comprador de este tipo de moto, el hecho de que la Nmax venga con ABS sería para mí un gran argumento de compra. Y es bueno ver como en Colombia cada vez más la gente valora ese equipamiento extra de seguridad y está dispuesto a pagar por él.

En el artículo en el que Rodrigo nos daba su opinión sobre su Nmax, sólo destacaba como punto a mejorar la dureza de la suspensión trasera. Tras probarla, nosotros corroboramos esa acertada apreciación, que quizás se magnifica un poco más por el hecho de tener un asiento duro, tal como decíamos anteriormente. En algunos tramos con muchos baches, el rodar se vuelve algo incómodo, porque parece que vayamos saltando, pero eso en ningún caso se traduce en inseguridad o inestabilidad, sino sólo en incomodidad.

El baúl bajo al asiento puede recibir un casco colocado al reves.

5 fueron los días que tuvimos en nuestras manos esta Nmax y nos la gozamos al máximo, además de que le sacamos todo el jugo posible, convirtiéndola en nuestro medio de movilidad durante todos estos días. Teníamos visitas pendientes por la ciudad, sesiones de fotos, trayectos a nivel personal y de ocio, etc… y la Nmax fue la mejor compañera posible. Seguramente la echaremos de menos… de hecho ya lo estamos haciendo y esperamos que eso no te pase a ti también. Si estas buscando tu nuevo medio de transporte urbano, ¡la Nmax puede ser una gran opción!

Texto y fotos: J. Carapuig

Nos gusta

– Estética y tamaño

– Agilidad entre el tráfico urbano

– Respuesta de su motor y economía de uso

Mejoraríamos

– Dureza suspensión trasera

– Estéticamente ya necesita rejuvenecerse

– Precio alto pero entendible por la tecnología de su motor y el ABS.

FICHA TÉCNICA

Motor Monocilíndrico de 155cc
Caja de Cambios Automática por variador
Potencia Máxima 14,9 cv a 8.000 rpm
Par Máximo  14,4 Nm a 6.000 rpm
Llanta delantera 110/70-13M/C Tubeless IRC
Llanta trasera 130/70-13M/C Tubeless IRC
Freno delantero Disco y ABS
Freno trasero Disco
Altura del Sillín 765 mm
Depósito de gasolina 6,6 litros
Peso 127 Kg
Velocidad Máxima 120 km/h
0 a 100km/h
Precio A partir de $9.750.000

Para seguir informados sigan nuestras redes sociales:

Instagram: Hagan click acá.

Facebook: Hagan click acá.

One thought on “Yamaha Nmax 155, tu mejor aliada urbana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *