MOTUS Pruebas motos

Yamaha XTZ 150, una mini trail con buenas intenciones

Empezamos nuestro año de pruebas con la nueva Yamaha XTZ 150, que llegó en el último trimestre del 2019. La nueva mini trail de Yamaha llega para completar la gama XTZ, y si bien es de baja cilindrada, nos ofrece como dice su eslogan comercial: un pasaporte a la aventura.

Antes de empezar a comentarles cómo me pareció la moto, quiero hacer una reflexión. En ciudad el gran número de motos que uno ve son naked ¿pero son realmente este tipo de motos las mejores para las grandes urbes? Personalmente creo que no. En primer lugar estarían claramente las scooter, cuya facilidad y protección las hacen ser las reinas en este hostil terreno. Luego, ya pasando a motos de marchas, entrarían según mis gustos, las motos offroad, trail,…o como las quieran llamar. Estas ofrecen una posición de manejo más relajada y natural; y al ir sentados más altos y adoptar una posición más erguida, la visibilidad al frente es muy buena, lo que incrementa claramente la seguridad. Otro punto importante, y más en una ciudad como Bogotá donde los huecos son nuestros peores enemigos, cruzarlos con una llanta más grande y con unas suspensiones de mayor recorrido siempre nos ofrecerá más confort y nuevamente, mayor seguridad. ¿Entonces porqué todo el mundo prefiere una naked? sin duda, porque son las motos más económicas del mercado. En el caso de Yamaha, el modelo que podría ser equivalente a la XTZ 150 en prestaciones sería la FZ 2.0, cuyo precio está casi 1.5 millones por debajo. Pero a la hora de comprar es importante pensar en lo que nos puede ofrecer una moto y en el caso de la XTZ 150, por sus características, para mí sale ganando.

La XTZ 150 nos permite un uso ciudadano durante la semana y escapadas de aventura el fin de semana.

Estética

La parte estética es uno de los puntos característicos de la XTZ 150. Su hermana menor, la XTZ 125, quien tiene el honor de ser el modelo más vendido de la marca en el país (18.000 unidades vendidas en el 2019), tiene un look más endurero. La XTZ 150 en cambio se muestra como una moto algo más corpulenta y con una estética más trail. Su detalle más notorio y quizás el que puede generar más discordia es el guardabarros delantero. Tiene forma de flecha y está bastante inclinado hacia el piso. Eso hace que su vista frontal tenga un aspecto muy agresivo. Como la parte estética es algo muy particular, diré que al principio me sorprendió el diseño del pico, pero una vez tuve la moto en mis manos, me gustó, aunque quizás fuera porque me acostumbré a ella. El depósito y el carenado siguen el diseño afilado del frontal y sus líneas también apuntan hacia la carretera. El diseño de la parte trasera con el escape y la luz posterior es moderno y atractivo. El asiento viene en dos niveles y no plano como el de su hermana pequeña. Con ello se gana en comodidad tanto para el piloto como para el pasajero. Este último viajará también relajado gracias a la posición de los estribos, que permiten una posición más natural de las piernas.

Pantalla digital, sí, pero tacómetro analógico.

En cuanto al cuadro, me gusta la unión del reloj analógico para el tacometro, y de la pantalla digital para la velocidad y resto de información. Personalmente no soy un gran fan de la moda actual de dejar de lado lo analógico y pasar a lo digital. Cierto es que la información es más clara y accesible, pero me cuesta acostumbrarme sobre todo al tacometro digital. No hay nada como ver la aguja moverse arriba y abajo de forma natural en un reloj convencional y no una línea digital en una pantalla LCD. Díganme viejo, pero toda mi vida he visto cuadros análogos y me parecen mucho mejor. Pero bueno, como digo, qué bueno que en este modelo se haya dejado el tacómetro de toda la vida.

Motor

Este es uno de los apartados de la XTZ 150 que más me gustó. Estamos hablando de un motor 4 tiempos de 149cc, monocilíndrico, SOCH y refrigerado por aire que ofrece un muy buen rendimiento. Ofrece 12,3cv y un par motor de 13,1Nm a 6.000rpm. Realmente al uso se agradece mucho la inyección electrónica, que hace que este motor gire con mucha suavidad, ofreciendo un rendimiento óptimo en todo momento. Al manejarlo a ritmo normal, pareciera que el motor tuviera más cilindrada, ya que uno no siente tanto la falta de fuerza o el ahogamiento a bajas revoluciones, algo habitual en estas motos de poca cilindrada. Entre 4.000rpm y 6.000rpm, donde estaremos la mayoría del tiempo, se mueve con soltura y su reacción al acelerador es buena. A ritmo tranquilo nos moveremos entorno a las 4.000rpm y un aviso “ECO” se iluminará en el cuadro para informarnos que nuestra conducción es óptima en términos de consumo de gasolina. Otra cosa que nos gustó es que acelerando con ganas, la XTZ 150 va subiendo de revoluciones sin desfallecer y de forma continua mostrando un buen empuje durante un rango de revoluciones bastante amplio. Otras motos de la misma cilindrada ofrecen un empuje similar, pero dentro de un rango de revoluciones más corto.

El motor ofrece un muy buen rendimiento. La inyección le sienta de maravilla.

Por su parte, la transmisión de 5 velocidades nos pareció correcta. En ciudad y dentro de los límites legales nos veremos en muchos casos circulando en 4ª o 5ª marcha. Quizás donde encontramos a faltar un poco más de fuerza fue en zonas de offroad con subidas. Uno se ve obligado a poner 1ª muy frecuentemente y a reducir la marcha, ya que la moto en 2ª o 3ª pierde fuerza a la mínima que algún bache o piedra se interpone en el camino. En carretera en cambio el ritmo es bueno y mantener cruceros de 80-90 km/h es fácil y lo más importante de todo, sin vibraciones molestas. Este es otro de los puntos que me gustó, la casi ausencia de vibraciones que normalmente se perciben en este tipo de cilindradas y en los motores monocilíndricos. Incluso subiendo de revoluciones, estas son muy contenidas y apenas si se sienten en las manos. Si hablamos de velocidad máxima, nosotros alcanzamos los 110km/h, aunque un camión se nos interpuso en el camino y no pudimos alcanzarla. Seguramente estemos hablando de una velocidad máxima de unos 115-120km/h aproximadamente.

La XTZ 150 está pensada para un uso mixto carretera-offroad.

Parte ciclo

Pese a la llegada de la XTZ 150, la versión 125 seguirá vendiéndose. Básicamente por dos razones. La primera es porque tal como he dicho unas líneas más arriba, es el modelo más vendido de Incolmotos Yamaha, entonces no tiene sentido quitarla del portafolio. Y luego porque la nueva XTZ 150, tiene una orientación más asfáltica, más trail,…y no tan endurera como la 125. Sólo hace falta fijarse que esta última utiliza llantas de 21” delante y 18” detrás, mientras que la nueva XTZ 150, monta llantas de 19” delante y 17” detrás. Por su parte el chasis y las suspensiones también son algo diferentes y el nuevo modelo utiliza un chasis de cuna semi-doble y suspensión con horquilla telescópica delante (180mm de recorrido) y Monocross detrás (160mm de recorrido). Su depósito de gasolina es de 12 litros y la altura del asiento es de 845mm, una cifra que puede parecer alta, pero hay que tener en cuenta que la moto es delgada. Un servidor con 1,78m de altura llegaba al piso cómodamente.

Cuando apareció el modelo y la marca lo publicó en sus redes sociales, muchos fueron los que criticaron que no viniera con freno de disco trasero, cuando el mismo modelo que se fabrica en Brasil, si viene equipado con él, incluso con ABS. El principal motivo es económico. Cualquier importador o distribuidor de motos, antes de sacar un modelo, estudia el mercado y se pregunta que aceptación tendrá un modelo nuevo. Luego, en el caso de Incolmotos, quiénes ensamblan el modelo, tienen el poder de cambiar la configuración de la moto para adaptarla al mercado. En este caso en particular, tuvieran muy en cuenta el precio final. Tenía que ser un precio muy ajustado con el fin de atraer al mayor número de clientes. Si queremos cambiar eso nosotros como clientes, no sólo debemos exigir el mejor equipamiento de seguridad, sino también debemos estar dispuestos a pagarlo, cosa que desgraciadamente aún hay mucha gente que no está dispuesta a ello. En cualquier caso, durante la semana que tuvimos la moto, no echamos en falta una frenada más potente. El equipo de serie es suficiente. Quizás la falta de disco trasero se note más en offroad, por aquello de tener un tacto más preciso en la llanta trasera.

El color negro la hace muy elegante y el color verde eléctrico le da un toque de color muy atractivo.

Sus rivales

Si estas pensando en comprarte una XTZ 150, seguro estarás pensando y valorando otras posibilidades. En este caso te diré que actualmente en el mercado nacional no hay una moto que realmente podamos compararla al 100% con la Yamaha. Su filosofía de pequeña Trail no encuentra rival en este momento. La competencia o bien ofrece motos de una misma cilindrada pero con una vocación más offroad, o si son mini trails como la XTZ 150, estas tienen más cilindrada. En el primer caso podríamos hablar de la KLX 150 de Kawasaki, una muy buena opción, pero algo más cara y orientada a un uso más offroad. También podríamos contemplar la XR 150 o la DR 150 de Honda y Suzuki, pero estas están más cerca de la XTZ 125. En el segundo caso podríamos optar por la Versys 300 de Kawasaki o la G 310 GS de BMW, pero son motos que le doblan precio. Quizás sus mayores competidoras estén en casa y en la misma familia, con la XTZ 125 y la XTZ 250. Pero tampoco al 100%, ya que la primera es más offroad y menos equipada, y la segunda más potente, luego más cara.

Para finalizar ¿para quién es ideal la Yamaha XTZ 150? Para aquel usuario que use la moto en ciudad en el día a día y que los fines de semana la utilice para viajar, salir a rodar, a conocer país… En ambas facetas la moto nos ofrece comodidad y rendimiento. También será una buena compañera para aquellos que empiezan en el mundo del offroad o para aquellos que entre sus viajes diarios o de fin de semana, frecuenten carreteras destapadas. Es sin duda un modelo que nos dará el pasaporte al mundo de las trail, al mundo de los viajes por nuestro país.

Texto y fotos: J. Carapuig

Nos gusta

– Rendimiento del motor

– Comportamiento tanto en carretera como en destapada

– Precio atractivo

Mejoraríamos

– Falta de potencia en terrenos offroad más exigentes

– Ausencia de freno de disco trasero

– Potencia del faro delantero algo justa

FICHA TÉCNICA

Motor Monocilíndrico SOCH de 149cc
Caja de Cambios 5 marchas
Potencia Máxima 12,3 cv a 7.500 rpm
Par Máximo 13,1 Nm a 6.000 rpm
Llanta delantera 90/90-19 M/C
Llanta trasera 110/90-17M/C
Freno delantero Disco
Freno trasero Tambor
Altura del Sillín 845 mm
Depósito de gasolina 12 litros
Peso 134 Kg
Velocidad Máxima
0 a 100km/h
Precio $8.550.000*

Para seguir informados sigan nuestras redes sociales:

Instagram: Hagan click acá.

Facebook: Hagan click acá.

3 thoughts on “Yamaha XTZ 150, una mini trail con buenas intenciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *