Artículos

Mauricio Franco, un artista que sabe cómo plasmar su pasión

Recientemente conocimos a Mauricio Franco, un artista colombiano que realiza unos cuadros increíbles. Tras conocer su trabajo no pudimos resistirnos a hablar con él y conocer más de cerca su trabajo y su pasión.

¿Cómo surgió tu amor por los clásicos y  por la pintura?

Mi pasión por los carros comenzó desde muy pequeño, con mi hermano menor siempre nos gustaron mucho, adivinábamos las marcas de los carros por el sonido del motor, jugábamos con carritos de Matchbox que nos regalaba mi papá y en los días aburridos de vacaciones leíamos fascículos de la Enciclopedia Salvat del Automóvil, así conocí las diferentes marcas y los modelos que se fabricaban. También íbamos a ver las carreras en el antiguo autódromo Ricardo Mejía. Allí seguíamos a los pilotos de la época y las batallas entre Simcas y la copa Plus 25 de Renault 4. Allí vi por primera vez los Citroen CX Pallas que andaban sin una rueda trasera. Mi papá era comisario en un Club de Rallies que se llamaba 6500 rpm, y viajábamos a las diferentes etapas a cronometrar a los competidores, también asistimos muchas veces a la Escuela Militar a ver las carreras de karts.

Mi papá nos conseguía catálogos de carros de los concesionarios y yo los calcaba y dibujaba carros de carreras a partir de mis calcos, les pintaba luces exploradoras, barras antivuelco y llantas anchas. Posteriormente en mi adolescencia con mi hermano y amigos, íbamos al autódromo de Tocancipá a ver la carrera de las 6 horas de Bogotá. Más tarde estudié diseño gráfico, pues me interesaba mucho el manejo de los colores, las formas y la emoción que transmiten, de allí mi pasión hacia los medios visuales modernos y la pintura como medio de expresión. Después de la universidad, trabajé en el periódico El Tiempo y tuve la fortuna de diseñar durante algún tiempo la revista Motor. José Clopatofsky, su director, me encargó el diseño del logo de la carrera de las 6 Horas de Bogotá. Como ven todo de alguna manera siempre giró en torno a los carros.

Posteriormente viajé a los Estados Unidos y luego a Alemania, a estudiar, y de regreso a Colombia me dediqué de lleno a mi profesión. Cuando me casé, mi esposa tenía un Volkswagen Escarabajo de 1954 que ya estaba un poco deteriorado, así que decidimos arreglarlo y mandarlo restaurar. Posteriormente con varios socios, fundamos una revista de carros con mucho éxito y en un artículo que hicimos de los Volkswagen antiguos conocí a Rodrigo Kurmen, uno de los más reconocidos entusiastas de la marca alemana en Colombia, quien me orientó y aconsejó al momento de arreglar el escarabajo. Gracias a la revista viajé a varios países a conducir vehículos de lanzamiento de diferentes marcas. En una oportunidad viajé a Estados Unidos y entrevisté a Chip Foose. Me impresionó mucho su talento cómo diseñador de Hot Rods y la calidad de sus dibujos y bocetos de los vehículos que construye. Claramente su trabajo me ha inspirado durante muchos años.

Después compré otros carros que también restauré y algunas piezas que me faltaban, las fabricaba yo mismo en resina y en otros materiales. Otras las recuperaba quitándoles el óxido, mandándolas soldar y pintándolas y trabajando en plástico y resina, pues conseguirlas era imposible o su costo en el exterior era demasiado alto. Me la pasaba de taller en taller con cada carro. Posteriormente me radiqué en Alemania con mi familia; al llegar decidí darle un nuevo enfoque a mi profesión y combinar mi gusto por los carros con mi pasión por el diseño y el arte y así comencé a pintar carros, inicialmente cómo hobby y ya en este último año a nivel profesional.

¿Cuánto tardas en realizar cada trabajo y qué técnica utilizas?

Cada pintura me toma alrededor de un mes realizarla; normalmente hago fotografías en los museos, en la calle o en los eventos a los que asisto de los carros que voy a pintar y busco siempre los vehículos que más me llaman la atención; posteriormente selecciono las fotos y comienzo el proceso de bocetos, alistamiento del lienzo y empiezo a pintar. Pinto con pinturas acrílicas, son muy versátiles y secan rápidamente.

¿Qué detalle transfieres a cada trabajo como tu seña de identidad?

A través de mis cuadros, busco reflejar la emoción que transmiten los carros a sus dueños o a las personas que los admiran; me fijo mucho en los brillos, los reflejos en la pintura y el entorno en el que se encuentran. Los aficionados a los carros tenemos siempre unos modelos y marcas favoritas, así que trato de ser muy cuidadoso en los detalles de cada carro o moto que pinto, pues los conocedores los identifican claramente.

¿Y cómo trabajas? ¿Tus trabajos son por encargo?

Sí, he realizado algunos trabajos por encargo. Ahora estoy concentrado pintando una selección de obras que voy a presentar en mi primera exposición el segundo semestre del año.

Estando en Alemania, no sé si hagas trabajos para gente de Colombia? ¿entiendo que el envío es complicado?

He realizado algunos cuadros que he enviado a Colombia a través de amigos y familiares; el envío por correo es un poco costoso pero es aceptable.

Para que todo aquel que te quiera contactar ¿cómo puede hacerlo? ¿Tienes redes sociales?

Sí, claro, hoy día sin redes sociales es prácticamente imposible como artista estar en contacto con las personas que se interesan en tu trabajo; adicionalmente mis seguidores me dan una opinión sincera acerca de mi trabajo y me animan a continuar, me gusta mucho estar siempre en contacto con ellos. En Instagram he encontrado la plataforma ideal para mostrar mi trabajo y estar en contacto con mis seguidores. Allí me encuentran como @maufrancoart, al igual que en Facebook.

Muchas gracias por tu tiempo Mauricio y felicitaciones por estas obras de arte que haces. Esperamos ver un día una exposición tuya en Colombia. 

Y todos aquellos que quieran conocer más en profundidad el trabajo de Mauricio, ya saben, lo encontrarán en las redes sociales como @maufrancoart (hagan click acá para acceder a su Instagram).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *