Actualidad Noticias

¿El fin de los salones del automóvil?

Siempre recordaré con cariño aquellas visitas con mi abuelo al Salón Internacional del Automóvil de Barcelona. Era la década de los 90 y cada año íbamos a visitarlo en su época dorada, en la que esta feria era la más importante del sur de Europa. Desgraciadamente hace años que ya no es así y esta feria ha perdido toda su importancia a nivel internacional, pasando a ser más bien una pequeña feria regional. A otros salones les ha pasado lo mismo, como el de Frankfurt, que ha visto como pasaba de ser una feria anual, a ser una feria que se celebra cada dos años en alternancia con el salón de Paris. Ginebra, parecía que era el único salón que aguantaba, pero la bomba saltó esta semana con la cancelación de la edición 2021. Pero no fue la única sorpresa de esta semana…el salón EICMA de Milán, el más importante de motos a nivel mundial y que se tenía que celebrar en noviembre, también anunció su cancelación. La crisis del Covid-19 ha causado estragos a nivel mundial y el sector del automóvil y de la motocicleta no han sido la excepción. Aunque a título personal, creo que la muerte de los salones y ferias, era una muerte anunciada.

Los salones del automóvil hace tiempo que han dejado de ser aquel escaparate importante para las marcas. Posiblemente el internet y los concesionarios actuales, con muy buenas puestas en escena, hacen que el cliente no los vea tan atractivos y no sienta la necesidad de ir a un salón a comprarse un vehículo nuevo. Aunque es cierto que por el tiempo que llevo acá viviendo, veo que el Salón del Automóvil de Bogotá, sí es un salón con buena salud y que permite a las marcas vender un gran número de unidades. Pero eso no es lo normal. Para las marcas, desplazar vehículos, montar stands, preparar presentaciones, concentrar al personal, etc… resulta muy costoso y en salones como Ginebra, Frankfurt, Paris,… las marcas tienen pérdidas año tras año. En muchos salones más pequeños, como el de Barcelona actualmente, ya hace años que incluso muchas marcas no están presentes y las que lo están, la mayoría es por decisión de la delegación de la marca en el país, y ellos son los que pagan todos o la mayoría de los costos, no la casa madre.

Muchas marcas ya no presentan sus vehículos en los salones. Porsche presentó su última generación del 911 en un evento privado.

Ginebra, Frankfurt o Paris (centrándome en Europa que es la zona que más conozco), eran los únicos que se salvaban en el viejo continente, porque eran escaparates mundiales, pero aún así, las marcas en los últimos años habían empezado a reducir los m2 de stand y las espectaculares puestas en escena. Era el inicio de esa muerte anunciada que les comentaba anteriormente. Pero claro, en estos salones, ninguna marca importante quería hacer el paso de decir, hasta ahí no más…ya no vendremos más. Todos esperaban a ver quién sería la primera en no asistir a un salón de estos, pero nadie se atrevía a dar el paso. A tenido que llegar una crisis como el Covid-19, para que las marcas reaccionaran. Ya tienen la excusa perfecta, aunque eso no quiere decir que las marcas no lo estén pasando mal en esta época, pero necesitaban de una excusa, para apartarse totalmente de los actualmente poco efectivos salones del automóvil. El Covid-19 se la sirvió en bandeja.

Los salones especializados, como los de clásicos, viven una época dorada en estos últimos años.

Y entonces ¿Ahora qué? pues ahora entraremos en una época en la que las presentaciones de vehículos serán todas online o con un público escogido. Eso es algo que ya se viene dando desde hace unos años y a lo que ya estamos acostumbrados. Quiénes hemos tenido la suerte de ir a varios de estos salones importantes como prensa, sabrán que más que el propio salón, lo importante para las marcas son los días precedentes, donde cada una convoca a la prensa en las diferentes presentaciones privadas. Normalmente se llevan a cabo en lugares emblemáticos de la ciudad y montan un show espectacular. Este tipo de presentaciones también le da más libertad a la marca. Otro tema importante es que hasta la fecha, las marcas presentaban todas sus novedades en los salones y prácticamente parecía que estaban obligadas ha hacerlo sólo en las épocas de salón. Ahora, con presentaciones exclusivas, las marcas tienen la libertad de presentar sus modelos a lo largo del año cuando quieren o cuando les interesa.

Los concesionarios, como el de Autogermana en Bogotá, han evolucionado mucho y ahora son espacios muy atractivos donde uno puede descubrir el vehículo de sus sueños.

En cuanto a ventas, pues es un poco lo que había comentado al principio. Los concesionarios actuales son espacios que han evolucionado mucho y la puesta en escena de los vehículos en algunos casos es muy espectacular. Las marcas prefieren lanzar campañas de promoción en las que atraer a sus clientes a sus concesionarios antes que gastarse dinero en llevar su concesionario (carros, personal,…) a otra parte. Muchas son las marcas que están invirtiendo en sus vitrinas y ofrecen soluciones virtuales, interactivas, etc… para que el cliente descubra mejor el vehículo que quiere comprar y reciba una atención más personalizada y en un entorno más de marca.

En este mundo todo evoluciona y posiblemente estemos ante el fin de los grandes salones. Una lástima para aquellos que hemos crecido asistiendo a muchos de ellos…

Fotos: Porsche AG, Renault y Autogermana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *