Artículos

La serie P de Vespa, la «Nuova Linea» de Piaggio

La motocicleta es fiel reflejo de la evolución tecnológica y cultural del siglo XX, adaptándose no solo a las circunstancias sociales, sino además a las tendencias culturales y los vestigios ideológicos de cada región del planeta. Corría el año de 1977 y la tierra de las Scooter, fiel a su clase daba inicio al famoso Salón de la Motocicleta de Milán (EICMA), casi tan antiguo como la motocicleta misma y que presentaría a un público ansioso de novedades, uno de los lanzamientos más importantes del momento.

Piaggio, como referente en la manufactura de motocicletas a nivel mundial, decidió renovar uno de sus productos insignia al dejar de producir la Vespa en sus versiones Rally (200cc), Sprint Veloce (150cc) y TS (125cc) para dar paso a un diseño influenciado por las líneas y los materiales del momento. El estilo de referentes como el Volkswagen Golf o el Alfa Romeo Alfetta de Giorgetto Giugiaro verían en la “Nuova Linea” aristas y formas escuadradas muy acordes a los materiales, técnicas de manufactura e incluso, cambios ergonómicos del nuevo producto.

La Vespa PX sería presentada al mundo el 19 de octubre de 1977, en versión 125 y 200 cc (representadas en una versión de acero de 3 metros de altura y 700 kg de peso), para ver un año después el lanzamiento del modelo 150cc. El manillar, guardabarros y “cofres” o tapas laterales marcan una gran diferencia respecto a modelos anteriores, Junto con una luz trasera más moderna y un sillín preparado para la comodidad y porte de la motocicleta. El velocímetro Veglia Borletti estaría acompañado de dos nuevos testigos, luces y direccionales, que son solo la antesala de los cambios mas importantes en la introducida Vespa P. Las Direccionales vendrían de serie en el modelo de 200cc, unidas a un novedoso sistema eléctrico, que funcionaria con corriente alterna a 12 Voltios y un regulador eléctrico para un mejor desempeño del sistema. El encendido eléctrico emplearía un módulo de control Ducati sobre la parte trasera del Carter. El sistema de lubricación estaría por primera vez instalado como un deposito de 1,6 lts con reserva, accionado por medio de una bomba de pistón accionada por el cigüeñal gracias a una transmisión de engranajes, que enviarían el aceite directamente al conducto de admisión.

El motor sería herencia de la Rally, enfriado por aire, 2 tiempos y tres puertos o lumbreras de transferencia. La mezcla de aceite en el motor sería del 2% y la relación de marchas se mantendría en las ya tradicionales 4 delanteras y reversa al puño. La nueva suspensión emplearía un sistema de estribo oscilante con amortiguador telehidráulico de flexibilidad variable, ofreciendo un menor hundimiento en el frenado. La guantera delantera presentaría una puerta más plana, que junto a un gancho para bolsas bajo el sillín brindarían la amplia versatilidad a la hora de requerir utilitarismo y aprovechamiento de espacio.La llanta de repuesto en la tapa izquierda (Excepto modelo 125cc) sería protegida por una media luna en plástico, material también empleado por primera vez en la nariz y el manillar. Elementos que se mantendrían a lo largo de la vida del modelo P, que tras algunos años en el mercado vería gran éxito en sus ventas, llevando incluso al modelo a ser vendido en el mercado norteamericano con algunas modificaciones y moderados números de venta, antes de la salida de Piaggio de la región por muchos años

El modelo P sería conocido en 1983 como PX, e incluiría de serie las direccionales, encendido eléctrico, velocímetro con medidor de combustible entre algunas piezas con mejoras pensadas en la comodidad y facilidad de manejo. El chasis se mantendría igual en la que sería conocida como la versión E (encendido eléctrico) y llevaría consigo en el emblema la denominación Arcobaleno – en Italia -, Iris – en España, Excel – en Indonesia y Elestart en mercados como el colombiano, que vería a la PX150 como mayor representante de la Piaggio durante la década de los 90s.

Publicidad de la época en Colombia

La primera serie de la Vespa P llego a Colombia en bajos números. Posteriormente, a partir de 1994 sería traída en serie la PX italiana hasta finales de la década, cuando el modelo Hindú dejaría de ser vendido. Un fugaz paso de la Stella (Versión 4 tiempos) sería ofrecida como último vestigio del modelo P en el país.

La última versión de la Vespa PX.

A nivel mundial la PX intentaría ser relevada por la Vespa Cosa, e incluso se vería enfrentada a la deportiva y conocida T5, sin embargo, el diseño original de la P/PX se mantendría en el mercado por casi 40 años, interrumpidos en ocasiones para dar paso a nuevos modelos, renovadas estrategias de mercadeo y finalmente, la norma Euro que imposibilitó su permanencia en el mercado. Con ventas superiores a los 3 millones de unidades, sabemos que la considerada “ultima Vespa clásica” está reclamando un lugar en la historia junto a modelos como la Faro Basso, la GS, la Primavera, la Super Sport y la Sprint Veloce… para ello, su lugar está asegurado.

FICHA TÉCNICA VESPA P200E

Motor Mono cilíndrico de 2 tiempos, refrigerado por aire (198cc)
Caja de Cambios 4 Marchas, cambio en el manillar
Potencia Máxima 12.5 cv a 5.700 rpm
Par Máximo
Llanta delantera 3,5 x 10”
Llanta trasera 3,5 x 10”
Freno delantero Tambor de 125mm
Freno trasero Tambor de 127mm
Autonomía Más de 260km
Depósito de gasolina 8 litros
Peso 108Kg
Velocidad Máxima 110 km/h
0 a 100km/h
Precio 1.325 Dolares en 1980 ( Aprox 15 millones de pesos colombianos –Dic/2020)

Unidades producidas: 158.894 de 1977 a 1982

Artículo escrito por Jhon Pachon (@jhonfpachon)

Fotografía: @jcarapuig

Agradecemos a Guillermo Pinzón el préstamo de su Vespa P 200E y a Alejandra Vargas la posibilidad de realizar este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *