Artículos

Los carros clásicos ¿a favor o en contra?

En este artículo nos ponemos en la piel de aquellas personas que amamos a los carros/motos clásic@s y en la piel de aquellos que no les ven ningún atractivo. Veamos a ver quién tiene los mejores argumentos.

A favor

Tener un carro clásico/antiguo es sinónimo de pasión por un modelo, por una marca y por su historia. Cuando decides sacar tu carro a pasear, sabes que ese día va a ser un gran día y que te olvidarás de todos los problemas y preocupaciones. Su diseño y sus detalles los convierten en obras de arte rodantes, no como los carros de ahora, que todos se parecen. Entrar al parqueadero, sacarle el pijama, verlo, escuchar ese “clack” al abrir la puerta y sentarte tras el volante, ya es toda una experiencia. Primero te invade ese olor a motor e incluso ese olor a humedad te parece como si fuera Chanel número 5. Lo pones en marcha y un sonido melodioso invade el habitáculo. ¿Para qué se necesita una radio en estos carros? Se abre la puerta del parqueadero, pones primera y agradeces ese contacto directo que tienes con tu carro…nada de asistencias que filtran sensaciones. Te introduces en la circulación actual y te sientes contento de saber que no llevas una cafetera eléctrica como todo el mundo, mientras miras las caras aburridas de los otros conductores. Cada giro, cada cambio de marcha, cada apurada de frenada y cada hueco te sabe a gloria y te lleva a tiempos mejores. Tiempos en los que el hombre y la máquina luchaban codo a codo. Si vas por una carretera de curvas y miras por el retrovisor, veras una SUV siguiéndote los pasos, pero la miras compadeciéndote de que su conductor no está disfrutando como tú. Cuando vuelves a casa, apagas el motor y recorres el volante con tus manos, recordando y agradeciendo lo vivido. Sales del vehículo y mientras tu mirada recorre todo el carro, hueles el olor a gasolina y aceite y escuchas ruiditos mientras el motor se enfría. En ese momento te sientes afortunado, sabes que eres diferente.

En contra

Tener un carro clásico/antiguo… es sinónimo de problemas y preocupaciones. Cuando decides sacar tu carro a pasear, nunca sabes si se va a encender o si vas a poder volver a casa. Estamos hablando de carros de más de 20 años con piezas que pueden fallar en cualquier momento: Desde la manecilla para bajar la ventanilla hasta una pieza importante del motor. Bueno y lo peor de todo su conducción. Suavidad y carros de este tipo son antónimos. Esas direcciones pesadas, los cambios duros e imprecisos, los frenos sin servo-asistencia, los comandos difíciles de accionar o la ergonomía inexistente son algo normal. Una vez en marcha, el ruido del motor, del aire… es omnipresente y no te permite ni mantener una conversación. Tampoco busques la radio, porque si lleva y funciona, sus altavoces sonarán como tu peor pesadilla. Si hablamos de prestaciones, a duras penas uno puede mantener el ritmo de un vehículo actual circulando a ritmo alegre. Igualmente, cuando acabas de conducir un carro clásico y/o antiguo, siempre te quedan las manos manchadas de grasa, oliendo a aceite… ¿Cómo puede ser si no has abierto ni el motor? Bueno, mientras sean las manos, porque a veces pueden ser tus pantalones de color claro. Si coges el carro para ir por ejemplo a almorzar, a una reunión de trabajo… no esperes llegar como has salido de casa, con tu camisa y pantalones impecables. Si hace calor, posiblemente llegues con la espalda mojada por el sudor, de tanto ejercicio al girar esos inmensos volantes, y con los pantalones arrugados o manchados. Tampoco se te ocurra guardar tu americana o abrigo en el maletero, ¡qué locura! Y si por el camino tienes una avería, reza para que tu celular esté cargado, porque la mayoría de las tomas de 6 u 12v no funcionan en estos carros. En fin, que un clásico/antiguo, sí, muy bonitos, una muy buena inversión, bla bla bla, pero nada, ¡Ni regalado!

Y tú ¿de qué lado estás?

3 thoughts on “Los carros clásicos ¿a favor o en contra?”

  1. Tiempos en los que la relación con la máquina era directa y la electrónica solo era nocturna, el sonido de cualquier pieza era un anuncio y el idioma entre los dos…..como una mascota !!! El que tiene un clásico está cumpliendo un sueño…solo que en diferente espacio de tiempo de los otros seres humanos Normales !!! Saludos amantes de los verdaderos autos.

  2. Si no disfrutás de la incertidumbre y el ejercicio de conectarse con el auto, tal vez no merezcas las caras sonrientes de los que al compartir el tráfico contigo identifican una parte de la historia que aun sigue viva. Es probable que deseen tener un chófer y de esa forma poder leer sus notificaciones en medio del trafico o la carretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *