Uncategorized

El ABS de Bosch cumple 40 años

En este 2018 Bosch conmemora la creación de una de las ideas que mayor impacto han tenido en la seguridad activa del vehículo. Estamos hablando como no de los frenos ABS, un desarrollo tecnológico que la marca alemana introdujo en 1978 y que desde ese momento comenzó a salvar vidas, a tal punto que prontamente se volvió en equipamiento estándar en la mayoría de las marcas de vehículos del mundo.

El Mercedes classe S (W116) fue el primer vehículo que ofreció como opción el ABS de Bosch.

El Sistema Antibloqueo de Frenos de Bosch evita el bloqueo de las ruedas. Si una rueda llega a bloquearse, este sistema interviene de inmediato. El ABS puede regular individualmente, en milésimas de segundos, la presión de frenado en cada rueda. De esta manera se garantiza la maniobrabilidad y estabilidad del vehículo, con la distancia de frenado más corta posible. Y al no bloquearse las llantas, eso nos da dirección con la que poder esquivar cualquier obstáculo. Con el tiempo, el ABS ha venido evolucionando hacia el Control Electrónico de Estabilidad (ESC) y de Tracción (ASR), además del de Descenso Controlado y del de Ayuda a la Arrancada en Pendientes, entre otros.

El ABS llegó como opción al serie 7 (E23) de BMW en diciembre de 1978.

Si bien podemos considerar que el ABS apareció en 1978 tal como lo conocemos hoy en día, hay que decir que este sistema viene de más atrás. Los primeros beneficiados fueron los aviones, donde una frenada de este tipo, en la que no se bloquean las llantas en la frenada, es vital. En 1936 fue la propia Bosch quien patentó la idea, pero no hubo mayores evoluciones hasta los años 60, cuando la compañía Teldix presentó su versión y lo montó en el Jensen FF de 1966. En los años 70, el sofisticado Citroën SM también debía haber llevado un ABS Teldix, pero finalmente la situación económica de la marca hizo que no lo instalaran. En 1975, la marca Bosch retomó el trabajo de Teldix y empiezó a evolucionarlo y mejorarlo, pero antes, la empresa americana ITT Automotives sacó su propia versión. Finalmente, en 1978 Bosch presenta el sistema definitivo y registra el nombre de ABS. El primer vehículo en equiparlo opcionalmente fue el Mercedes S Class carrocería W116 y dos meses después, lo hizo el BMW Serie 7 con carrocería E23. Este equipamiento de seguridad no llegó a ser equipamiento de serie de un vehículo hasta 1985, cuando Ford decidió ofrecerlo sin costo en su modelo Scorpio. Si hablamos de motos, la primera moto en montar opcionalmente el ABS fue la famosa BMW K1.

Fuente: Prensa Libre Comunicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *