Artículos

Expedición Sudamérica-Land Rover de las Américas 2018

Hace unos meses, en una de las varias páginas de Facebook que hay en Colombia dedicada a la marca Land Rover, conocimos el fantástico viaje que están preparando un grupo de colombianos. Esta expedición, tiene como objetivo asistir al 10º Encuentro Land Rover de Brasil (15-18 de noviembre), que este año se prevé que sea muy especial, ya que aparte de celebrarse la 10ª edición del encuentro, también se celebran los 70 años de Land Rover, que nació en la población de Solihull en 1948.

Desde Retro quisimos contactar con ellos y tuvimos el placer de que quisieran compartir su experiencia con nosotros. La idea de esta expedición surgió del grupo Land Rovers de las Américas, que nació el 2 de febrero del 2017 y que cuenta ya con 240 miembros en 25 países. El propósito de este grupo fue crear un espacio de camaradería y de conexiones entre los Land Roveros del mundo. Varios de sus miembros colombianos, viajaron el año pasado en avión hasta Brasil para asistir al Encuentro de Land Rover y tras regresar de nuevo a casa, se les ocurrió volver el año próximo, pero con sus propios Land Rover. Lo que en un principio parecía una idea loca, se acabó convirtiendo en una realidad.

El LR más antiguo será el de Juan Diego, un Serie IIA Santana 88 de 1965.

Una vez decididos a llevar a cabo este fantástico viaje, decidieron reunirse con otros miembros del club para comentarles su propósito. La primera reunión informativa la hicieron el 21 de enero de este año y los asistentes pudieron conocer todos los detalles del viaje. Los organizadores han programado la salida del grupo para el próximo 20 de octubre y durante 15 días y más de 7.500km estarán cruzando parte de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay y Brasil. Durante el camino se irán encontrando con otros entusiastas de la marca que se irán uniendo al grupo. Una vez en Garopaba, la localidad brasileña donde se llevará a cabo el evento de Land Rover, los participantes a la expedición pasarán allí 3 días antes de emprender el camino de vuelta. Posteriormente para el regreso, los participantes se dirigirán hacia Uruguay y luego hasta Buenos Aires (Argentina). Tras una buena ruta por Argentina pasando por ciudades como Rosario, Córdoba o Mendoza y por varios Parques Nacionales, entrarán a Chile. En Valparaíso embarcarán los carros de regreso a Colombia alrededor del 6 de diciembre, pero ellos seguirán su viaje hasta Ushuaia. El regreso en avión está previsto para el próximo 16 de diciembre, a punto para empezar las novenas y compartir con los amigos las experiencias vividas. En el momento de escribir este artículo, el grupo de expedicionarios está compuesto por 11 vehículos y casi 30 personas. Próximamente tienen pensado hacer la última reunión con el fin de terminar de concretar algunos detalles e incluso están pensando en hacer un evento de despedida. Tan pronto conozcamos más detalles sobre el mismo, les estaremos informando.

Juan Carlos, uno de los participantes, viajará con este Serie III Santana 88 de 1970.

Adicionalmente y para completar la información de este viaje, quisimos entrevistar a dos de los participantes, Carlo y Adam, para conocerlos mejor y saber cómo llevan la preparación del viaje:

Retro: Primero, habladnos de cómo nació la pasión por Land Rover.

  • Carlo: Desde muy pequeño viendo los documentales de la National Geographic empecé a sentir gran admiración por estos vehículos.
  • Adam: Nuestro primer carro fue un vehículo que adquirimos para poder llegar a nuestra vivienda. Yo nací en Bogotá, pero a muy temprana edad nos trasladamos con mi familia a una zona rural cercana a la capital y la única forma para llegar a la casa era por medio de un 4×4. Fue entonces cuando decidimos buscar un vehículo económico y fácil de reparar. El elegido fue un Land Rover Serie II de 1965 que aún está en la familia y que en este 2018 cumple 20 años con nosotros. Desde bien pequeño yo ayudaba a mi papá con las pequeñas reparaciones y así creció mi pasión por esta marca.

Retro: ¿Cuál fue vuestro primer Land Rover? ¿cuál o cuáles tenéis actualmente?

  • Carlo: Un Land Rover Defender 110 con motor 300 tdi. Es nuestro primer Land Rover, con el que contamos actualmente y con el que aspiramos realizar muchas más aventuras.
  • Adam: Nuestro primer Land Rover fue el del 65, pero luego llegaron más. Cuando yo tenía 16 años y estaba por graduarme, mis papás me regalaron un Serie II de 1962 que yo mismo restauré durante 8 años. Lo desbaraté todo y lo volví a armar en el garaje de mi casa junto con mi papá. La parte mecánica y las piezas mecánicas las mandábamos a reparar o pintar y luego en la casa lo armábamos todo. En la actualidad tenemos 11 Land Rover y los conducimos los tres hombres de nuestro grupo familiar. Tenemos un Serie I de 1950, cinco unidades de Serie II (1962, 1965, 1966 y dos 1969), un Serie III de 1983 que tenemos en la Isla de San Andrés y tenemos algunos Land Rover más recientes como una Range Rover Classic de 1992, una Range Rover P38 de 1996, una Discovery de 1995 y un Defender de 1996.
Carlo viajará con su familia y entre sus miembros está Bárbara,la más pequeña de la expedición.

Retro: ¿Cuál ha sido vuestra mayor experiencia con la marca?

  • Carlo: No podría escoger sólo una, todas han sido únicas y especiales. Desde que empezamos a salir con grupos de Land Rover nuestra vida dio un vuelco increíble. Ahora no sólo tenemos un vehículo, tenemos un grupo de amigos y amantes de la marca, de la aventura, de enmugrarse, de acampar, de disfrutar en familia, de compartir y estar prestos a ayudar a quien lo necesite. Los Land Roveros somos una gran familia, una hermandad.
  • Adam: A nivel nacional las mejores experiencias son las que vivimos en los encuentros nacionales y estamos por completar nuestro 13º encuentro. Para nosotros resulta muy satisfactorio y emocionante reunirnos con personas apasionadas como nosotros que sólo vemos una vez al año, en el día del encuentro. Tenemos muchas amistadas creadas en estos encuentros que se cultivan mediante las redes sociales. Todos estamos muy unidos y prestos a ayudarnos unos a los otros. De entre todos los encuentros, tengo un especial recuerdo del que hicimos en Palomino, ya que luego de realizar el encuentro, muchos de los asistentes fuimos hasta Punta Gallina y conocimos Nazareth, las dunas de Taroa… que son lugares que uno no conoce si no tiene un todoterreno. Fue toda una aventura que no estuvo exenta de varadas, mantenimientos… lo que hizo que fuera un viaje especial. A nivel internacional, una de las mejores experiencias la vivimos en septiembre del año pasado en el encuentro que se realizó en Barretos (Brasil), donde asistimos en avión. Allí nos dimos cuenta de que la camaradería que teníamos los Land Roveros en Colombia era algo normal entre los Land Roveros de todo el mundo. Nos recibieron y nos atendieron de la mejor manera. Y ese fue el inicio de querer crear esta Expedición.

Retro: ¿Cómo surgió la idea de asistir a este evento?

  • Carlo: Desde antes de comprar el vehículo, teníamos la idea de recorrer parte de Suramérica y justo este año teníamos la oportunidad de hacerlo. Esto coincidió con la iniciativa de Land Rover de las Américas de asistir al décimo encuentro Land Rover en Garopaba, Brasil.
  • Adam: Una vez regresamos a Colombia, nos reunimos con varios amigos para mostrarles fotos y contarles las experiencias. Hablando y hablando surgió la idea de asistir al evento del 2018 en nuestros propios carros. Al principio nos pareció una idea loca, pero poco a poco nos fuimos ilusionando y al final se concretó. En un principio éramos 7 personas interesadas en viajar y decidí lanzar la propuesta del viaje al grupo de Land Rover de las Américas y en especial a los 34 administradores de los 25 países presentes. Tras explicarles nuestra iniciativa y decirles que queríamos hacer algo grande, fueron muchos los Land Roveros de otros países que se vieron motivados por la idea y ellos mismos propusieron unirse a la caravana. Otros que no podían asistir, igualmente se ofrecieron a darnos alojamiento, organizarnos un asado… El siguiente paso fue organizar una reunión formal para los miembros del grupo en Colombia, donde se explicó las características del viaje y luego se mandó la propuesta a los otros países. Posteriormente trazamos la ruta juntamente con los otros organizadores con el fin de que se fuera uniendo gente a la caravana durante el trayecto.
Adam (primero por la derecha), junto a otros miembros de la Expedición.

Retro: Habladnos del viaje. ¿Con qué vehículo lo haréis? ¿qué preparación tienen los carros que utilizaréis? ¿cómo ha sido la preparación del viaje con los visados, permisos…?

  • Carlo: La haremos en el Defender y hemos dividido nuestra preparación en diferentes temas: En la parte mecánica hemos trabajado mucho para tener una buena y completa puesta a punto; llevamos dos años en alistamiento y pruebas, desde el motor hasta los rodamientos de ruedas. Tenemos planeado también llevar repuestos de reserva para el caso en el que se pueda requerir. En la parte de los accesorios el vehículo cuenta con un sistema de batería doble con apoyo de panel solar de techo, nevera con congelador hasta -20°C, inversor eléctrico a 110V para conectar computadora o algún equipo mientras estamos en marcha, carpa de techo automática, toldo exterior lateral de 180°, equipo y accesorios para camping (cocina, mesa, sillas, colchones y carpa de apoyo), tanque de almacenamiento de agua de 40 litros, ducha 12 voltios y radio teléfono de banda ciudadana. Adicionalmente nuestro equipo para fuera de carretera estará compuesto de un winch, eslingas, grilletes, polea, rampas para arena y lodo y señales lumínicas de detención. Para la parte médica tenemos la ventaja de contar con un médico dentro de la tripulación, mi esposa, además de contar con entrenamiento en primeros auxilios. Dentro del vehículo tendremos un equipo de atención para primeros auxilios (camilla rígida de inmovilización, Inmovilizadores cervicales, inmovilizadores de extremidades y mascarilla de reanimación) y un equipo médico básico (otoscopio, fonendoscopio, tensiómetro, glucómetro, pulsioxímetro).
  • Adam: Para esta aventura hemos escogido el modelo más confiable, es decir, el Defender TDi de 1996. Es un vehículo sin electrónica y que no molesta. Con él estuve en Ecuador con unos amigos y no molestó para nada. Confiamos mucho en él y sabemos que si va a fallar nos va a avisar con mucha anterioridad. Es claramente el vehículo ideal para esta travesía.

Terminar comentando que Carlo viaja con su esposa Marcela y su hija Bárbara, quien será la más joven de toda la expedición al contar con tan sólo 2 años y 10 meses. Pese a su corta edad, Bárbara es toda una aventurera y ha participado en varias expediciones por Colombia. Desde Retro, os deseamos un muy buen viaje y prometemos seguir vuestra aventura e informar de ella a nuestros seguidores.

Fotos: Cortesía de Rafael Gutiérrez.

 

One thought on “Expedición Sudamérica-Land Rover de las Américas 2018”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *