MOTUS Pruebas motos

BMW F 900 XR, con un gran futuro por delante

La familia crece en BWM Motorrad con la llegada de la nueva F 900 XR. Y es que al igual que pasa en el sector automotor, el mundo de las motos también se reinventa día a día con nuevos segmentos. En este caso, la Yamaha Tracer abrió un segmento en el 2015 que ha sido muy bien recibido por el público. Ahora con la llegada de la 900 XR, le llega una nueva y dura competidora, que con el permiso de la 1250 GS, podría convertirse en todo una súperventas para la marca alemana.

¿Qué nombre le ponemos?

Esta pregunta es complicada. BMW Motorrad ha colocado en su web a la 900 XR en la categoría de Aventura. Yamaha tiene a su Tracer 900 en la sección de deportivas. Personalmente creo que ambos modelos están mal ubicados, ya que no son motos de aventura al 100%, ni motos deportivas al 100%, son más bien un mix. ¿Pero cuál sería su denominación correcta? Quizás la denominación más válida sería Sport-Touring, ya que son motos que ofrecen deportividad y al mismo tiempo sirven para viajar. Hay otros que las llaman Trails asfálticas, pero en ese segmento creo que están modelos como la Kawasaki Versys 1000 o la Vstrom 1000. En cualquier caso, lo que sí está claro es al público objetivo al que van dirigidas estas motos. Sus compradores pueden ser personas que usen la moto por ciudad y que los fines de semana salgan solos o en pareja a rodar y a conocer el país. Buscan comodidad, pero sin sacrificar la deportividad que a todos nos gusta en menor o mayor medida. La F 900 XR es una moto que por su posición de manejo, su protección y su motor, se presta de maravilla a viajar largas distancias. Pero a su vez, gracias a su chasis, también permite aumentar el ritmo y divertirnos un rato. Personalmente creo que va a ser un duro rival para la R 1250 GS. Conozco a varios propietarios de las grandes GS y algunos de ellos nunca salen del asfalto. ¿estarán desaprovechando su moto? No, son gente que lo que buscan es una moto con una posición de conducción cómoda, erguida,…con la que poder viajar. Las Maxitrail son motos muy aptas para esto y en los últimos años han robado muchas ventas a las grandes touring tradicionales (BMW RT, Honda Goldwing, Yamaha FJ…). Pero hay muchos que si bien están encantados con sus GS, preferirían una moto más pequeña y más orientada al asfalto. Aquí es donde entra en juego la F 900 XR. ¿Estaremos delante de una super vendas de la marca? En cuanto al resto de marcas, su gran rival será claramente la Tracer 900 de Yamaha. No existe ninguna otra por el momento. Honda tiene su NC750, pero se queda un poco atrás en prestaciones.

Estética de Maxitrail pero llantas pequeñas de moto de carretera.

Como su hermana

La receta de la nueva F 900 XR es muy fácil. BMW ha cogido la estética de su hermana mayor S 1000 XR y le ha añadido el motor de las GS de la serie F. Unos pequeños detalles más por aquí y por allí y ya tenemos un nuevo modelo. El parecido con su hermana mayor es muy grande y sólo si somos un auténtico apasionado de estos modelos lograremos distinguirlas a simple vista. El frontal tiene algunos detalles diferentes, pero donde encontramos la mayor diferencia es en el motor. La 900 lleva un motor bicilíndrico, mientras que la 1000 lleva un gran motor de 4 cilindros. Si nos fijamos con más detenimiento ya vemos que el carenado y el diseño de los plásticos y de los colores es diferente. El frontal es muy agresivo con sus luces Full LED diseñadas en forma de V. En el carenado destaca una protección de color gris que está como separada de la carrocería. El deposito de combustible (15,5 litros) es muy parecido por sus formas al que usan los modelos GS y es bastante alto, proporcionándonos buena protección. Además por su diseño también permite que con nuestros piernas lo abracemos bien y nos integremos mejor con la moto. El sillín es de dos alturas y a mi personalmente me pareció algo duro tanto para el piloto como para el acompañante. Otro detalle a destacar de la estética es su escape recortado, algo muy de moda en algunas motos actuales. Personalmente su diseño me gusta. Finalmente en la trasera, BMW ha utilizado la misma cola que en las nineT.

Líneas muy agresivas en su carrocería.

Estéticamente el acabado negro brillante del motor no me convence mucho, ni por estética, ni por sensación de calidad de acabados. Seguramente con el acabado gris tradicional quedaría mucho mejor, o sino, mitad y mitad como pasa en las GS de la serie F, con quiénes comparten casi el mismo motor. En cuanto al resto de la moto, es cierto que en su carrocería hay mucho plástico, pero esa es la tendencia habitual en todas las motos. En cualquier caso la calidad es buena y el acabado, sobre todo de la pintura, es fantástico. El tono dorado galvánico “Exclusive” de esta unidad me gustó mucho. Adicionalmente podemos optar por el acabado sport en rojo o por el blanco luminoso. Según el color que escojamos, algunas partes vendrán en diferentes colores. Si escogemos el rojo o el dorado, los rines vendrán en negro, mientras que serán grises si escogemos el color blanco. El modelo rojo además también cambia por la cúpula, que es más baja, y el acabado exclusive dorado galvánico viene con protector de puños.

La F 900 XR llega a Colombia muy bien equipada.

Buen equipamiento

La versión que llega a Colombia es la “Premium TFT”, que viene muy bien equipada. Esta versión incorpora de serie la pantalla digital y todo el sistema Connect Ride. Este se maneja como en el resto de modelos, con una ruleta y unos botones que nos permiten movernos por los diferentes menús. Lo que más me gustó es que incorpora una pantalla deportiva en el que se simula un tacómetro analógico. En esta pantalla también encontraremos información interesante como el grado de inclinación, el uso que le hemos dado a los frenos o la intervención que ha tenido el control de tracción. Esta nos será útil por ejemplo cuando rodemos en un circuito y nos guste la telemetría. Y también podremos comparar nuestro manejo con otros compañeros que rueden, o bien con la misma moto, o con otra que también brinde esta información. Aquí es cuando entran las bromas de quién ha inclinado más la moto o quién ha usado menos el freno, aunque al final, lo importante cuando estamos compitiendo, siempre será el tiempo de vuelta.

La pantalla sport (derecha arriba) es una novedad.

De serie el modelo viene con los modos de conducción (road, rain y dynamic) y según vamos cambiando entre ellos, la moto también adapta automáticamente la dureza de la suspensión gracias al Dynamic ESA. Opcionalmente hay una opción Pro que añade algunos modos de conducción y reglajes de la suspensión. A partir de ahí las posibilidades son muy amplias en cuanto a opciones y accesorios, aunque lo bueno es que a Colombia la versión F 900 XR “Premium TFT” ya viene muy bien equipada. Una de las novedades de este modelo son las luces LED adaptativas para curvas. Estas se iluminan a partir de los 8 grados de inclinación y superados los 10 km/h, para iluminarnos la zona de la curva que normalmente nos queda a oscuras. Esto puede ser muy útil para ver con suficiente tiempo a personas o pequeños objetos que puede estar en el asfalto y que normalmente quedan a oscuras. Otros equipamientos de serie de esta versión es el Keyless ride (encendido sin llave), las luces e intermitentes Full LED, el ASC (control de estabilidad), el caballete central, el control de velocidad, el asistente de caja de cambios Pro, el control dinámico de tracción DTC, los puños calefactables, el control de presión de las llantas y los soportes de maletas entre otros.

En marcha

El motor en sí, es el mismo que el de la F 850 GS, pero en esta ocasión se ha incrementado levemente la cilindrada para llegar a los 895cc. Su potencia aumenta hasta los 105cv de potencia, consiguiendo un par motor de 92Nm. Una vez en marcha el motor empuja desde las 3.000 rpm con energía, aunque la gran patada la encontramos hacia las 4.500 rpm, momento en el que el velocímetro digital empieza a subir rápidamente. Alrededor de las 6.000rpm el motor se encuentra en su fase apoteósica y es aquí donde entrega su par máximo. En general las prestaciones son notables, aunque los pilotos más racing encontrarán la configuración de su motor 2 cilindros en línea, algo falto de carácter. En sus hermanas 750 y 850 GS por el tipo de motos, uno no nota tanto esto, pero en la XR y R, que tienen una vocación más deportiva, algunos echaran en falta un poquito más de nervio en el motor. Pero repito, sus prestaciones son brillantes. En cuanto al sonido del escape, este es bastante deportivo. Definitivamente corroboramos lo que ya vimos con sus hermanas GS, BMW ha decidido no recrear en este motor el sonido típico Bóxer de la gama R de la marca.

Para viajar o para curvear, la XR sirve para todo.

La moto es muy ágil y responde de maravilla cuando uno le quiere sacar su lado más deportivo. En el paso por curva da mucha confianza y siempre parece ir sobrada, al menos en mi estilo de conducción no muy muy racing. Su chasis está muy logrado y se ayuda de unas llantas de 17” totalmente asfálticas (Michelin Road 5 GT). Al principio esta configuración de llantas, choca un poco, porque uno ve una moto de estética Trail, pero con unas llantas muy pequeñas, sobre todo la delantera. Pero cuando uno sale a rodar y se da cuenta del buen comportamiento, lo entiende todo. La distancia al suelo del sillín es de 825mm, que si bien no es una cifra muy alta, si se ve perjudicada por la posición de los reposapiés, que nos hacen separar un poco las piernas al pisar el suelo. Por su parte la protección es buena, gracias a la cúpula frontal (regulable en dos posiciones manualmente y con posibilidad de hacerlo en marcha), al gran depósito y a las partes del carenado.

El cambio de marchas es típicamente BMW, es decir, no es para nada suave tanto en la maneta del embrague como en el pie. Si no estás habituado a la marca, esto te puede sorprender al principio, pero uno se acostumbra rápido. Gracias al asistente de cambio en el que no debemos presionar el embrague, la maniobra se realiza más fácilmente. En marchas cortas (1ª y 2ª), como es habitual en la mayoría de motos, el cambio es algo más brusco, pero en marchas altas el cambio es mucho más suave. Otro punto a destacar es su brillante frenada, firmada por Brembo. Es muy potente pero a la vez dosificable y con cierta permisividad en la entrada en acción del ABS. Delante destaca sobre todo porque monta dos discos de 320mm con pinzas radiales de 4 pistones. Detrás monta un disco de 265mm.

La XR seguro se convertirá en una top ventas para BMW.

Circulando por autopista, la posición de manejo permite grandes distancias sin fatiga y tal como ya señalé en la prueba de la F 750 GS (leer prueba acá), el manejo del control de crucero es muy fácil y práctico. En ciudad, su altura aporta buena visibilidad sobre los vehículos que nos preceden, si bien su radio de giro limitado, impiden en algunas situaciones ir avanzando entre carros y buses parados. Pero al tratarse de una moto compacta, pasamos por todos lados y gracias a la respuesta de su motor, es fácil seguir el ritmo de la jungla urbana. Y nuevamente hay que destacar el trabajo de los frenos, que nos salvaran de más de un susto gracias a su potencia. En definitiva, estamos delante del modelo más polivalente de BMW Motorrad. Es un tipo de moto ideal que sabe hacerlo todo y bien. Ciudad, autopista, carretera, en solitario, a duo, de viaje, en modo racing… nada se le resiste y en todas sus facetas destaca. Me atrevería a decir incluso que es el tipo de moto que necesitan el 80% de los moteros por el tipo de uso que buscan en una moto. Es por eso que a nivel mundial le auguramos un buen número de ventas, quizás no desbanque a la R 1250 GS en unidades, pero seguro que se posiciona en el segundo lugar de la marca.

El precio de venta de este modelo es de $62.990.000, un precio que la sitúa algo por encima de su gran rival, la Yamaha Tracer, aunque esto es algo normal. La marca japonesa siempre tiene una política muy agresiva en cuanto a precios y la marca alemana, normalmente se hace pagar, porque como ya he dicho en otras ocasiones, BMW vende más que una moto, vende también un estatus, ….

Texto y fotos: J. Carapuig

Nos gusta

– Concepto de moto

– Estética muy atractiva

– Frenada excelente

Mejoraríamos

– Acabado del motor en negro brillante

– Motor potente pero falto de carácter

– Asiento un poco duro

FICHA TÉCNICA

Motor

Bicilíndrico en línea de 895cc

Caja de Cambios

6 marchas

Potencia Máxima

105 cv a 8.500 rpm

Par Máximo

92 Nm a 6.500 rpm

Llanta delantera

120/70 ZR 17 Michelin Road 5 GT

Llanta trasera

180/55 ZR 17 Michelin Road 5 GT

Freno delantero

2x Discos de 320mm con pinzas radiales de 4 pistones

Freno trasero

Disco de 265mm con pinza de un pistón

Altura del Sillín

825 mm

Depósito de gasolina

15,5 litros

Peso

219 Kg

Velocidad Máxima

Más de 200 km/h

0 a 100km/h

Precio

$62.990.000*

2 thoughts on “BMW F 900 XR, con un gran futuro por delante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *